miércoles, 2 de septiembre de 2015

Blusón origami by Asos

No sé qué me pasa últimamente pero no paraba de comprar blusas blancas (y eso que teniendo a Nona en casa con sus pelitos negros es toda una operación de riesgo). Así que un dia entré en Asos decidida a comprarme algún blusón negro y cuando vi éste a diferentes alturas no pude resistirme. 


Como veis, lo volví a combinar con mis jeans desgastados. Y es que hay truco: una tiene los muslos gorditos y el calor y la humedad provocan rozaduras. Así que tras las mañanas de playa (donde no puedes usar bandas para rozaduras) mis piernecitas clamaban por ponerse pantalón largo. Con tan mala pata que me confundí de vaqueros al hacer la maleta y los otros que me traje eran muy gorditos (demasiado para lucirlos con este calor) así que no me quedó más remedio que repetir (para que veáis que las bloggers no tenemos armarios infinitos).



¿Os gustan este tipo de blusones a dos alturas? En este caso, por su tejido y caida creo que es ideal cuando quieres ir cómoda pero un poco arregladita. ¿Qué os parece? Como os digo, el blusón es de Asos; los jeans de Springfield; el bolso, de Stradivarius y las manoletinas de Zara. Por cierto, como algunas me habéis preguntado, las fotos fueron tomadas en la Rampa de Sotileza, Santander; por donde sin duda merece la pena pasarse.

martes, 1 de septiembre de 2015

Navy blue, el color del verano

El verano es al azul lo que las rayas a los marineros, esto es así. Y tan convencida estuve en su momento de la compra de este vestido que días después me lo volví a comprar (en esa ocasión en color blanco). De hecho ya lo habèis visto por aquí, pero es que es taaaaan cómodo que en verano no me lo quito. En nuestras vacaciones lo usé para visitar Bilbao y hacer una ruta de tapas por sus bares aprovechando las fiestas. Por eso volví a elegir el bolso marrón que vísteis ayer (y que veréis toda la semana) dado que permite llevar un montón de cosas (entre ellas, de vez en cuando, la cámara réflex). Espero que os guste la combinación.


Vestido: Mango
Bolso: Stradivarius
Palas: Zara
Camafeo: Mercadillo medieval de Villalba (old)
Gafas de sol: Hawkers


Por cierto, esto de comprar de dos en dos está muy bien cuando una prenda nos gusta mucho. No es la primera vez que lo hago y no será la última. ¿Vosotras soléis hacerlo?

lunes, 31 de agosto de 2015

Jeans y kimono, el tándem perfecto

Hoy vuelvo a la carga tras nuestras súper vacaciones en Santander. Y con la rutina (aunque nos dure poco porque nos queda el SÚUUUUUPER viaje de Septiembre) llegan de nuevo los post. Esta semana vais a tener que disculparme, ya que este próximo fin de semana tenemos que ayudar a una pareja muy especial a hacer que el día de su boda brille con luz propia y tenemos un encargo entre manos que me va a quitar bastante tiempo y por ello todas las actualizaciones serán sobre moda (tengo muchas fotos de looks de estos días y es lo más rápido ya que no tengo que andar buscando contenido, editando en photoshop láminas, imágenes y demás). Pero cuando pase todo este jaleo prometo que el blog será lo primero que vuelva a la normalidad. Empecemos pues con el primero de los looks de estas vacaciones

 
Como os comenté en Instagram, el kimono me había tentado en varias ocasiones. Primero lo vi a su precio normal pero pensé que ya tenía algún otro y que además no eran los colores que se supone que "van" con mi tono de piel. Después, en rebajas, lo encontré a 15€ pero también lo dejé. Y el otro día, buscando un regalo para el cumple de mi hermana, lo vi a 7€, así que irremediablemente se vino a casa. El kimono y el bolso son de Stradivarius, la blusa de Mango, los jeans de Springfield y las manoletinas son mis adoradas manoletinas doradas de Zara (les he dado mucha tralla pero me resisto a tirarlas).


¿Qué os parece? ¿Hice bien en comprarme el kimono o debería haberlo dejado en la tienda?

>/script> >/script>
Blogging tips