miércoles, 25 de mayo de 2016

Sesión de fotos en El Parque del Capricho

Últimamente no actualizo mucho, pero es que tenemos varios proyectos entre manos (operación nido, preparación de algún evento, etc.) y no tengo demasiado tiempo. Además dentro de un par de semanas me despediré de vosotros (al menos en el blog) para terminar algunas cosillas antes de dar a luz. Disculpadme si ando un poco perdida. Para compensar, hoy os traigo alguna de las fotos que hicimos en El Parque del Capricho.


Yo llevo:
Camiseta blanca: H&M Maternity
Chaqueta: H&M
Leggings: Primark
Manoletinas: Carrefour
Deportivas: Adidas Stan Smith

Mr.Chu lleva:
Camisa y pantalón: Lefties
Deportivas: Adidas Stan Smith

Me encanta este parque, no solo porque está súper bien cuidado y porque aunque regulan el acceso suele ser una entrada rápida donde luego no hay masificación de gente, sino porque tiene un montón de escenarios diferentes para las sesiones de fotos. ¿Habéis estado? ¿Qué os parece?

viernes, 20 de mayo de 2016

Sesión de fotos de embarazo en Santander

Lo bueno de que Mr.Chu siempre lleve la cámara encima es que cualquier momento es bueno para improvisar una sesión de fotos. Lo malo, es que como todo genio tiene su propia visión, así que él ahora dice que pasa por su etapa francesa y edita las fotos con colores apagados (que a mí me gustan, pero no tienen por qué gustarle a todo el mundo). En nuestro último viaje antes de tener al peque, decidimos aprovechar varios escenarios del norte para hacernos las fotos que os enseño hoy. El primero de los escenarios fue la Península de la Magdalena, un lugar ideal para dar un paseo cualquier tarde.

Chaqueta: Aliexpress (old)
Blusa: Asos (old)
Jeans: Primark
Zapatos: Primark (old)

El segundo escenario elegido fue la zona del faro. Ya el año pasado cuando vi esas ruinas y pintadas contrastando con el verde del campo y el azul del mar le dije a Mr.Chu que sería un escenario ideal para un preboda, así que no pude resistirme a hacerlo mío para esta sesión.

Vestido: Asos
Corona y pulsera: Cabello en rama
Cinturón: H&M
Sandalias: Zara

Hubo un escenario improvisado cuando íbamos a comer, pero el fotógrafo manda y yo poso si me lo pide.

Blusa: H&M Maternity
Jeans: Primark
Deportivas: Converse

Y para terminar, después de comer fuimos a las Dunas de Liencres para tener un escenario más playero (donde además aprovechamos e hicimos una sesión de fotos surferas con una modelo muy especial que han quedado preciosas).



¿Qué os ha parecido? No puedo terminar el post sin agradecerles a Ardi y Laura su tremenda paciencia (Lau, sabes que tienes desde ya el puesto de súper ayudante esperándote en Y bajarte la luna para cuando decidas regresar a Madrid).


martes, 17 de mayo de 2016

Decisiones peliagudas: Pedirle a los tuyos que no haya fotos del rostro de tu peque en Redes Sociales

Quedan seis semanas para que nazca Martín (el tiempo corre que se las pela), y éste es un post que me he pensado muy mucho publicar. Porque sé que va a levantar ampollas (y no solo gente que no me conoce y hace todo lo contrario a mí, sino también entre alguno de nuestros propios familiares). Vaya por delante que respeto la decisión de cada padre aunque no sea la mía y que en ningún caso estoy juzgando, sino que quiero compartir algo que hemos decidido Mr.Chu y yo y que espero que nuestros allegados entiendan y respeten: el no subir fotos del rostro de Martín en redes sociales (aunque no por ello tengamos que dejar de compartir momentos especiales, como los de las fotos que acompañan el post).

Foto: @nirosaniazul. También se puede mostrar la complicidad entre hermanos sin enseñar más.

Pensad en ciertas fotos de vuestros doce años por ejemplo, el preludio de la adolescencia (puede que con entrecejo, puede que con bigotillo, puede que con unas pintas desastrosas...). ¿Os gustaría que estuvieran al alcance de todos? ¿No os avergonzaría que vuestros padres enseñaran el album familiar a cualquier que pasa por la calle sin preguntaros? Pues ahora pensad en lo que hacemos padres y familiares en redes sociales: subir fotos y más fotos de los niños, sin pensar en si el día de mañana les puede gustar o no. Sin verlos como seres independientes a nosotros con su propio derecho a la imagen y a la decisión de qué enseñan y qué no.

FOTO: @azulmostaza. Los que la seguimos hemos visto crecer a Vera sin ver jamás su carita

No olvidemos que Internet es un mundo global, y que además los términos y condiciones de las redes sociales cambian constantemente. Normalmente subimos fotos a Facebook (por poner un ejemplo) con toda nuestra buena intención, para mostrarles a nuestros contactos lo bonitos que están los peques. Pero, ¿cuántos nos paramos a comprobar la configuración de la privacidad de nuestro perfil antes de subir una foto? Al final no muchos; y según un estudio de Nominet en el 2015, los padres de Reino Unido publicaron una media de 200 fotografías en sus perfiles al año. Echad la cuenta y veréis que en menos de 5 años estamos hablando de más de 1.000 fotos (ver fuente aquí). ¿Seguro que tenemos controlada la privacidad de todas ellas? Poniéndonos en lo peor, esas fotos podrían ser usadas en el futuro en casos de ciberbullying (imagináos lo difícil que lo tiene el niño de "la salchipapa") o incluso (ya poniéndonos muy muy negativos) por pederastas. 

FOTO: @letilusilababy. También se pueden mostrar colecciones con modelos "de incógnito".

Es cierto que a lo mejor nos hemos ido un poco al extremo, pero realmente a mí me procupa más salvaguardar el derecho a la imagen del peque. En base a eso, nosotros hemos decidido no subir fotos en las que a Martín se le vea la cara en redes sociales. No ya porque él tenga la posibilidad de decidir en el futuro, sino porque como usuaria habitual de ellas (y a la vez profesional del sector) una de las cosas que me preocupa es que el día de mañana sea consciente de lo que debe y no debe compartir en Internet. Y creo que para ello, lo mejor es educarle en el manejo de la tecnología y sobre el derecho a la imagen y el respeto de la intimidad. ¿Cómo si no vamos a pedirle límites? Creo que podemos compartir momentos familiares en redes sin necesidad de mostrar su imagen (esa foto en la playa de espaldas no tiene por qué ser menos emotiva) y que al fin y al cabo, todos los que formarán parte activa de su vida (amigos y familiares) estarán presentes y verán cómo crece sin necesidad de seguirlo en Facebook o Instagram (como se ha hecho toda la vida).

FOTO: @luciapatatafria. Pese a que en su perfil hay fotos con rostro de sus miniclientes, ésta es la típica que yo subiría

Obviamente esta es una decisión personal y si algo he aprendido en estos meses de embarazo es que no hay nada más crítico con una madre que otra madre. Siempre hay dos bandos: las que suben fotos y las que no, las que portean y las que usan carro, las que dan biberón y las que apuestan por la lactancia materna... Y he leído críticas voraces de unas a otras, algo que me espanta. Creo que cada cual debe ser libre de decidir lo que es mejor para sus hijos y que el resto no debemos hacer otra cosa que ser meros espectadores. ¿Por qué tenemos que juzgarnos? Es por ello que desde aquí quiero volver a reiterar una cosa: si has decidido no subir fotos a redes sociales de tu hijo, bien. Si compartes cada momento con tus contactos a través de redes sociales, bien también. Cada cual educa a sus hijos como quiere y debemos ser tolerantes. Además, nunca es lo mismo un perfil privado en IG con 170 seguidores que han sido aprobados uno a uno por el papá o la mamá que perfiles públicos en los que todo el mundo puede olisquear. Cada caso es un mundo, y cada decisión solo corresponde a los padres (conozco cuentas de matrimonios en las que la mami no sube fotos y el papá sí porque así lo han decidido, por ejemplo). Cada cual es libre de tomar sus propias decisiones ¡Suficientemente difícil es la maternidad como para buscarnos más problemas y disgustos! Este post solo era para exponer nuestro punto de vista, como padres, de lo que nos gustaría que se respetara con Martín (es decir, que aquellos que tengan acceso a él también hagan lo propio en cuanto a subir fotos suyas). ¿Quién sabe si el día de mañana seguiremos apostando por esta decisión? Nadie, pero porque nunca nada es seguro (salvo una cosa que dice el dicho pero es un dicho muy tétrico). ¿Y vosotros? ¿Sois de compartir fotos en redes sociales o preferís no hacerlo?

>/script> >/script>
Blogging tips