lunes, 19 de febrero de 2018

Plan con peques en Madrid: Granja escuela Giraluna

Ayer pasamos una mañana de domingo viendo animales. Queríamos que Martín tuviera una experiencia de primera mano con ellos y estuvimos barajando diferentes opciones hasta que nos decidimos por ésta. ¡Y no podemos estar más contentos!


En la granja escuela Giraluna todo está pensado para que los peques disfruten. Nuestra guía Raquel supo adaptarse perfectamente a la edad de su grupo (casi todos menores de dos años) y amenizar la visita con canciones y explicaciones sencillas. La granja está ambientada en un poblado de duendes que viven en setas y así podemos ir visitando sus casitas: la del mago, que tiene polvos para pedir deseos, la de la repostera, la del maestro alfarero (con un tobogán mágico que te hace viajar en el tiempo y llegar hasta la cueva del Cavernícola Nícola), etc. Además hay multitud de animales de granja y en la mayoría de los casos entramos con los peques a sus recintos, les tocamos, les dimos de comer... Para mí lo más importante es que se vieran cuidados (que es reflejo de que no solo están ahí para "el espectáculo") y puedo decir que las instalaciones estaban limpias y los animales estaban en perfecto estado.


La actividad duró unas cuatro horas (de 11.00 a 15.00) y, por 22€ por persona (los menores de dos años no pagan), conocimos a un buen número de animales (Carbón el burro, Jamoncitos el cerdo, etc.) Además, también participamos en un taller de elaboración de pan con semillas y disfrutamos de una rica paella para comer (como veis, por 22€ por persona con comida está muy pero que muy bien) Del peque, ¿qué decir? Que estaba encantado. No le daba miedo nada y alucinaba con cada nuevo animal que conocía. Quería acercarse a todos, darles de comer a todos, y eso me encanta. Si sois de Madrid (o tenéis l oportunidad de venir) es un plan que os recomiendo totalmente.

viernes, 16 de febrero de 2018

Segunda semana con Dietbon

Hace dos semanas os conté que habíamos empezado una nueva dieta y por qué la habíamos elegido. Hace una semana, cuáles habían sido las impresiones de esa primera semana a dieta y lo que habíamos aprendido en cuanto a cantidades. Hoy lo que os quiero contar es cómo ha ido esta segunda semana en manos de Dietbon (si al final del post os llama la atención, entrando desde este enlace tendréis un 20% de descuento en vuestro primer pedido)


Esta semana hemos comprobado cómo hay que tener cuidado el día libre semanal. En nuestro caso fue el sábado (comimos en un japo y cenamos en el cumple de una amiga) y aunque intentamos mantenernos a raya sí que pasó algo de factura. Esto no quiere decir que haya que renunciar a él, sino no volverse locos. Se puede salir sin hincharse y elegir con cabeza qué plato pedir. De hecho a mí me parece súper importante tener este día de cara a poder seguir haciendo vida social, no sufrir porque se te antoje algo y ver peligrar el plan por un calentón momentáneo (este fin de semana, por ejemplo, en vez de un día lo usaremos medio día el sábado y medio día el domingo ya que tenemos compromisos) 


Si la semana pasada os comentaba que el ejercicio es mi punto débil (sigue siéndolo), beber agua no se queda atrás. Esto no tiene nada que ver con la dieta sino con que nunca he bebido mucha. Me acuerdo del agua solo en las comidas y debería acostumbrarme a levantarme de vez en cuando a beberme un paso. ¿Alguien más de secano en la sala?

En la gráfica veis que aún quedan 7,2 kilos para llegar a nuestro primer objetivo.
Y aún así todavía quedarán 27 kilos que perder para llegar al objetivo final, pero pasito a pasito ;)

Y bien, vayamos a los números... Esta semana he perdido 1,800kg (uf, por 200 gramos no llegamos a peso psicológico de los buenos), con cual ya van un total de... ¡3,9 kilos! En dos semanas no está nada mal, ¿no creéis? Recordad que si os animáis y compráis vuestro plan desde este enlace, tendréis un 20% de descuento en vuestro primer pedido.

jueves, 15 de febrero de 2018

Premios Madresfera 2017. ¿Me echas una mano?

Un año más he sido nominada en la categoría de blog personal para los Premios Madresfera. No os voy a engañar, es muy difícil ganar pero me hace una ilusión enorme estar ahí. Ilusión porque estáis al otro lado de la pantalla, porque os llega lo que os cuento, porque nos acompañáis día a día. Algunas desde hace años, cuando recién independizada compartía por aquí trucos, recetas, modelitos... Otras llegasteis más tarde, y compartisteis con nosotros los preparativos de la boda. Muchas os incorporasteis durante el embarazo y nos habéis acompañado en este primera año y medio como padres.


El blog me ha permitido vivir experiencias, probar productos; pero sobre todo, me ha dado la posibilidad de conocer a gente estupenda y para mí eso es lo más importante. Queda un poco manido pero es cierto que eso es lo mejor por encima de cualquier premio o regalo. A cuántas de vosotras no pongo cara y sin embargo siempre estáis ahí para animar, comentar o dar un "me gusta". Siempre digo que hay que contestaros. Os tomáis unos minutos de vuestro tiempo para comentar una foto o un post y eso es de agradecer. 


Me hace ilusión que mi blog esté en la categoría de personal. Porque así es este blog. No tiene un tema fijo, sino que es el reflejo de nuestra vida. Con nuestros gustos, nuestras aficiones, nuestros viajes, nuestras experiencias diarias...A veces cuesta sacar tiempo para escribir o piensas "¿pero de qué voy a hablar yo ahora?" pero luego ves que ese esfuerzo acaba en una conexión con los que me leen y dices "ha merecido la pena".


Este post no es solo para pediros el voto (si creéis que me lo merezco). Este post es para daros las gracias por haber estado a mi lado otro año más. La blogosfera es amplia, pero os agradezco de corazón que os dejéis caer por este rinconcito ;)


*Si queréis dejar vuestro voto podéis entrar en este link, buscar mi blog y darle a "votar". Después os llegará un mail al correo que debéis confirmar. ¡Ojo! Porque sin esa confirmación el voto no será válido. ¡Gracias!

>/script> >/script>
Blogging tips