martes, 5 de julio de 2011

Receta de tarta tres chocolates

Creo que por culpa de este blog me estoy dejando llevar y no paro de cocinar… La receta del fin de semana fue una bomba calórica en toda regla (aunque yo he de reconocer que solo la caté, cosas de la operación bikini). La elección culinaria del momento fue la que paso a relataros ahora: la gran… la única… la extraordinaria… (redoble de tambor)… ¡Tarta tres chocolates!

¿A alguien le apetece? Pues os detallo los ingredientes que necesitamos para ponernos manos a la obra:
  • 150 gramos de chocolate blanco.
  • 150 gramos de chocolate con leche.
  • 150 gramos de chocolate negro.
  • 3 sobres de cuajada.
  • Un vasito con 50 gramos de azúcar.
  • Un vasito con 25 gramos de azúcar.
  • 1/2 litro de leche (Recomiendo distribuirlo en seis vasos con la misma cantidad para usar dos en cada capa).
  • 1 litro de nata líquida.
  • 1 paquete de galletas María.
  • Mantequilla.
  • 1 botecito de virutas de chocolate.

Lo primero que vamos a hacer es preparar la base de la tarta. Para esto aconsejo que tengamos un molde de los que se abren al desmoldar (el lateral tiene un engranaje que hace el molde más grande para sacarlo sin rozar la tarta) pero esto ya son preferencias personales. Para empezar vamos a hacer de las galletas miguitas: con termomix, con batidora o desmigando con un tenedorcillo. Una vez que hayamos hecho esto derretimos una o dos cucharadas de mantequilla en el microondas hasta que quede líquida y la mezclamos con las migas hasta crear una pasta. Cubrimos el fondo del molde con esta base (procuraremos distribuirla bien) y nos ponemos manos a la obra con las capas de chocolate.


La primera capa que vamos a preparar es la de chocolate negro. Para ello echamos en la cazuela un vaso de leche, los 150 gramos de chocolate negro (lo que suele ser una tableta) y 50 gramos de azúcar. Removemos constantemente para que el cocholate no se pegue y cuando hierva incorporaremos otro  vaso de leche (en el que previamente habremos mezclado un sobre de cuajada). Seguimos removiendo hasta que vuelva a hervir y listo.

Acto seguido procedemos a verter esta mezcla sobre la galleta del molde. Mientras va enfriándose procedemos a hacer la segunda capa: la del cocholate con leche. El procedimiento es el mismo, pero esta vez solo echamos 25 gramos de azúcar. Cuando la leche, el chocolate y el azúcar hayan hervido (reitero lo de moverlo una y otra vez) vertemos su correspondiente vasito de leche con la cuajada disuelta. Una vez que haya roto a hervir de nuevo procederemos a echarlo sobre la base de chocolate negro.

ATENCIÓN: Para que las capas no se separen cuando la cortemos tenemos que hacer, sobre la base de chocolate negro, unas rayaduras con un tenedor. No deben ser muy profundas para que las capas no se mezclen. Lo que buscamos es que se solapen un poco, algo superficial. Como la base aún estará líquida para verter el contenido y que no se hunda no lo echamos directamente sobre el chocolate negro, sino que ponemos una cuchara del reves y lo vertemos sobre ella. De ese modo caerá ligeramente sobre la capa sin agujerearla.

Ya solo nos queda la capa de chocolate blanco. Hacemos lo mismo que en las anteriores, pero esta vez no añadimos azúcar. Para verterla no debemos olvidar arañar la capa de chocolate con leche ni usar el truquillo de la cuchara.
Una vez que tengamos todo esto hecho dejamos que temple un poco y después la metemos al frigorífico durante tres horas. ¿Podréis esperar? ¡Merece la pena!


El consejo para inconformistas: Si la hacéis y veis que no cuaja, CaóTica ANa (de Mi CaoS OrdeNado) recomienda pasar de la leche y utilizar medio litro de nata en cada capa). Aporta calorías  sí, pero también consistencia.
DIFICULTAD: Media (por trabajoso más que por otra cosa).
TIEMPO: 1/hora de elaboración y 3 horas para que se enfríe y cuaje.
PRESUPUESTO: Alrededor de los 10€.

1 comentario:

¿Quieres compartir algo conmigo? ¡Espero tus comentarios!

>/script> >/script>
Blogging tips