miércoles, 14 de marzo de 2012

Con el buen tiempo se impone un cambio de look

Llega el buen tiempo y con él los cambios: operación bikini, cambios de peinado, sacar la ropa más colorida del armario... Para mí además hoy comienza otro cambio, una nueva etapa laboral, pero ese es otro tema. Lo que venía a contaros es que si estáis pensando pasar por la peluquería (chapa y pintura) aquí tenéis unas cuantas recomendaciones.

CORTES

Las melenas largas siempre están ahí y aunque yo no sea muy amiga de ellas, si es vuestra elección os diría que apostéis por las ondas suaves. Creo que le dan un toque desenfadado a vuestra melena y que son ideales tanto para ir a trabajar como para lucir de noche sin estar preocupándonos con nuestro peinado.

Si lo vuestro es el pelo corto (para las medias tintas siempre nos quedará el corte bob a diferentes alturas) mi apuesta es el estilo chico. Eso sí, al igual que os decía en el caso del pelo largo olvidémonos de la geometría y atrevámonos con los acabados desiguales. 


RECOGIDOS

Soy fan total de la naturaleza, de los peinados románticos con un aire despistado. Moños bajos laterales con cabellos sueltos, trenzas y recogido informales son nuestros mejores aliados.


COLOR

No soy amante de los cambios drásticos de color y, aunque se imponen los rubios nórdicos, no soy de imponer nada. Os aconsejo que desterréis los tonos oscuros y deis un poco de luz a vuestro pelo con reflejos y mechas (por favor, pedid a vuestro peluquero que sean finas, que se ve cada aberración por ahí...)


MAQUILLAJE

Si lo que queréis es conseguir algo polivalente y cómodo yo me decantaría por las bases líquidas y los tonos nude (ocres, naranjas, marrones...). Destacad la mirada con un buen eyeliner e invertid en una máscara de pestañas que no las apelmace. ¿Os atrevéis con unas pestañas postizas? Para el colorete yo me iría hacia los melocotones y rosáceos y para los labios yo tengo un aliado, el pintalabios en lápiz color nude de Kiko. Tienda hacia el rosa y queda genial (es el que llevaba en las fotos de la boda que os enseñé en septiembre). ¿Por qué utilizo estos tonos? Porque son frescos e ideales para el día a día y porque no hay que preocuparse sobre si se llevarán bien con los tonos de nuestra ropa. Está bien arriesgar pero supongo que de lunes a viernes y madrugando no apetece tanto. ¿Me equivoco?


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Quieres compartir algo conmigo? ¡Espero tus comentarios!

>/script> >/script>
Blogging tips