martes, 14 de agosto de 2012

Bizcocho de naranja con corazón de arándanos

La semana pasada tuvimos varias cenar con amigos y, como está muy feo ir con las manos vacías cuando el otro pone la casa y encima te invita a la cena, decidí que era un buen momento para poner en práctica una nueva receta. La idea original era hacer simplemente un bizcocho de naranja, pero he re reconocer que al desmoldarlo vi que justo el centro no se había hecho del todo (error de no haber pinchado justo ahí al comprobar el bizcocho) así que aprovechando que tenía las galletitas que había hecho el jueves (seguí la receta de Caótica Ana) se me ocurrió cortar la parte flojilla y adornarla. ¡No estaba todo perdido!

Pero no me enrollo más, he aquí lo que importa.


INGREDIENTES
(Mi bizcocho era bajito porque éramos cuatro y sobraba molde por todos lados, si queréis que sea alto porque sois muchos usad el doble de ingredientes).
  • 3 huevos
  • 1/2 vaso de zumo de naranja
  • 1/2 vaso de aceite de girasol
  • 1 vaso y 1/2 de azúcar
  • Ralladura de naranja y de limón
  • 1 vaso y 1/2 de harina
  • Una cucharada de levadura
  • Una naranja partida en rodajitas para decorar
  • Mermelada de arándanos
  • Una galleta
Lo primero poner el horno a calentar a 180º. Y después, vamos con la receta.

Una vez que tenemos los huevos bien batidos incorporamos el zumo de naranja, el aceite, el azúcar y la ralladura de naranja y limón. Mezclamos todo bien. Poco a poco vamos incorporando la harina tamizándola con un colador. Esto hará que coja más aire y por lo tanto, el bizcocho esté más tierno. Cuando tengamos todos los ingredientes mezclados incorporaremos la levadura y la mezclaremos en los mínimos movimientos posibles (para que no pierda efecto). Una vez que tengamos todo esto hecho dejaremos la masa reposar mientras cortamos la naranja decorativa (cuando más repose la masa más efecto hará la levadura y ganaremos en esponjosidad).

Cuando ya tenemos cortada la naranja en rodajas muy finas, engrasaremos el molde del bizcocho con margarina vegetal y verteremos la masa. Es en ese momento cuando pondremos encima de la misma las rodajitas de naranja (las mías pesaban más de lo debido y se hunideron un poco).

Metemos el bizcocho al horno durante media hora. Cuando veamos que ha subido y está doradito, pinchamos bien con un objeto punzante. Si sale limpio... hora de sacar el molde. Lo dejamos enfriar sobre una rejilla (para que también le entre aire por debajo) y tras cinco minutos enfriando, desmoldamos y volvemos a poner en la rejilla.

Y en ese momento, para arreglar mi chapuza, lo que hice fue lo siguiente: cortar el centro con un cortador de galletas, echar mermelada y tapar con una de las galletas que había hecho un par de días antes.  ¡Tachán!

Ahora os animo a hacer la receta en casa, pero sin cometer mis errores ;)



No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Quieres compartir algo conmigo? ¡Espero tus comentarios!

>/script> >/script>
Blogging tips