martes, 2 de abril de 2013

Nueva edad, buenos propósitos...

... o despropósitos.

El caso es que ayer comenzamos el gimnasio (again) y aunque esta mañana no me dolía nada, las agujetas han empezado a hacer de las suyas. A ver si esta tarde conseguimos domarlas en las máquinas. Sí, porque hoy toca máquinas, pero ayer tocó mover el esqueleto con Street Dance (me empujó Mr.Chu, al que le encanta y perde hecho la semana que viene se mete conmigo a la clase).


¿Y esta explosión de movimiento a qué viene? Pues al própósito de siempre de adelgazar unido a que hace 6 años que no me quitaba un anillo y que cuando he querido sacarlo no hay manera (pesaba 20 kilos menos, ¿vale?). [PRINCIPIO DE LA AVENTURA] Después de acudir a dos ambulatorios y de que usaran todos los trucos y herramientas posibles acabé en el hospital y después de rajarme el dedo con el propio anillo dijeron que no podrían hacer nada. Me dieron una gran opción, que el señor de mantenimiento viniera con un soplete o una radial y me lo cortara él. Tras esta noticia me dejaron esperando en la sala de espera, sitio del que me fugué sin mirar atrás para que ningún colgado (con respeto a los de mantenimiento) usara un soplete en mi dedo. Así que... si el anillo queremos sacar, no queda más remedi que adelgazar. No hay mal que por bien no venga, a ver si lo consigo. [FIN DE LA AVENTURA]

¿A que molan mis planes de puente? Mucho mejor que viajar.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Quieres compartir algo conmigo? ¡Espero tus comentarios!

>/script> >/script>
Blogging tips