jueves, 12 de diciembre de 2013

"Think different". Novias de hoy

¿Quieres llevar a cabo la boda de TUS sueños y te da miedo que la gente piense que algo de lo que eliges no es adecuado? ¿Tu madre quiere que TU boda sea por la Iglesia y lo que a ti te gustaría es una ceremonia en la playa por el rito zulú? ¿Has leido estas frases como si fueras el locutor de la Teletienda? ¿Has visto la publicidad subliminal de este párrafo cuando pongo TU o TUS en mayúsculas? Pues eso, es tu boda (bueno, vuestra boda) así que nadie más manda en ella.

Está claro que pedir consejo a la familia siempre es útil; pero debemos tener claro qué queremos y que no. En nuestro caso, por ejemplo, mi padre insistió en que debíamos invitar a sus socios porque ellos les habían invitado en alguna boda. Pero no hubo más que explicar que queríamos una boda que fuera una fiesta con la gente que queremos, sin compromisos. Queríamos celebrar nuestra boda con aquellos con los que celebraríamos un cumpleaños o una cena sin más. Y, con las razones por delante, se entendió a la perfección el motivo de la "no invitación".

Una novia "de negro" no es menos feliz

Así que como novias os animo a que hagáis la boda que queréis hacer, con los detalles que soñáis. Sin importaros si es adecuado o no, si gustará o alguien pensará que es un error. Ese día solo importan dos personas, y no podéis dejar que nada emborrone lo que os hubiera gustado que fuera. ¿Queréis un traje corto? ¿Queréis un traje negro (Patri, DEBES casarte con un traje negro, sino no serás tú)? ¿Una ceremonia diferente oficiada por un amigo o hermano? Vosotros decidís.

Las novias de corto y a todo color no se casan "de mentirijilla"
Las bodas sin etiqueta no son menos bodas



No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Quieres compartir algo conmigo? ¡Espero tus comentarios!

>/script> >/script>
Blogging tips