jueves, 30 de enero de 2014

Decálogo del buen blogger


Post sin enjundia donde los haya. El que considero mi decálogo para sobrevivir al mundo online desde mi pequeño rinconcito. Si alguno de los aquí presentes tiene blog quizás se identifique con alguno de mis diez puntos vitales, o quizás considere más importantes otros que quiera compartir. ¿Les echamos un vistazo?


  1. Escribes porque quieres, no porque debes: Si vas a abrir un post obligado y escribir cada artículo te va a parecer un trabajo digno de chinos, es mejor que no te lances a la aventura porque entonces el abandono de tu blog está asegurado. Es cierto que al final no solo será porque te gusta, sino por el compromiso adquirido con el que está al otro lado de la pantalla. No obstante, si empiezas un blog con ganas e ilusión y en algún momento piensas que no puedes con todo, es mejor una cura desintoxicante dejando el blog de lado algún tiempo para descansar que cerrarlo y arrepentirte después. No intentes escribir pensando en los seguidores que vendrán, sino en ti y en los que ya te leen a diario.
  2. Descansa; esto no es un trabajo, pero tampoco debe ser un lastre. Muchas no vivimos del blog (ya me gustaría ser una Lovely Pepa o similar) así que tampoco dejes que llegue ese momento en el que te obsesionas y sientes que si no tienes post para el día siguiente estás fallando a alguien. Yo, por ejemplo, los fines de semana no subo post salvo rara excepción y en vacaciones no me obsesiono con dejar post preparados para los días que esté fuera. Como dice mi padre “lo poco gusta y lo mucho cansa”, no dejes que tu hobbie te obsesione.
  3. Practica el 80-20. Vale, esto no lo cumplo del todo. Usar inspiración en Pinterest está bien, pero que tu blog no sea un recopilatorio de otros blogs. Intenta que al menos el 80% de tus entradas sean contenido original (producido por ti) y deja los recopilatorios para contadas ocasiones.
  4. Cita tus fuentes. Va muy al hilo con el punto anterior. Si usas fotos, referencias o ideas de otros debes dejarlo claro; ya sea con el nombre del autor en el post o enlazando las imágenes a su blog. No te cuesta nada y ya que te sirves del trabajo de otros para sacar adelante tu blog, recompensa su esfuerzo.
  5. Mójate. Para aportar algo extra a tus artículos y diferenciarlos del resto tienes que aportar tu propio punto de vista. Al fin y al cabo tus lectores pueden encontrar ese material en mil blogs más. ¿Por qué eligen el tuyo? Porque les gusta tu forma de pensar y/o escribir. Así que aporta tu toque único. Así mismo, no esperes que te comenten y punto. Si tus lectores se han molestado en dejarte un comentario debes corresponder. Dedícales al menos el tiempo que ellos te han dedicado: reconoce los comentarios que te gustan con un “Me gusta”, responde tweets y comentarios, etc.
  6. Crea comunidad. ¿A que te gusta que te comenten? Pues a las bloggers que sigues, también. No seas un mero espectador en la bloggosfera, conviértete en un actor más. Comentando, además de poder generar tráfico a tu blog (que sí, que escribes porque quieres, pero puedes aprovechar que el Pisuerga pasa por Valladolid) crearás comunidad y conocerás a gente interesante. Internet democratiza las relaciones y une puntos distantes. Hoy comentas y mañana charlas distendidamente con otro bloggero de temas que os interesan a ambos.
  7. Be polite my friend. Hay gente malhumorada que intenta malhumorarnos. Permite todos los comentarios, pues los puntos de vista están para respetarlos. Piensa que tu blog has de cuidarlo tanto como tu imagen personal así que ante malas palabras y comentarios malintencionados nunca entres al trapo. No los borres, pues harás enfurecer a tus trolls; pero contesta con educación y sin rebajarte a sus formas. En mi blog todas las opiniones son bienvenidas, tanto las que sí como las que no; pero me gustaría que al menos fueran dadas con educación. Aunque si esto no pasa… respira. No te lleves el sofocón.
  8. Cumple con un plan de publicaciones. Es muy difícil sentarte delante de la pantalla en blanco y decir “y ahora sobre qué escribo”. Yo por ejemplo apunto en la agenda los temas que se me van ocurriendo e intento no ser cansina en una misma semana. Como sabéis mi blog no tiene una temática definida. Un día hablo de bodas, otro de mi último viaje, otro de moda… ntento espaciar las publicaciones y no meter 5 post bodiles en la misma semana y 5 intranscentes (como éste) en la semana siguiente.
  9. Menos es más (aunque este post no es un buen ejemplo). La gente no tiene millones de minutos para visitar tu blog y siete más, así que intenta ser claro, conciso y escribir lo que quieres decir en  las menos palabras posibles. No seas muy rebuscado con el lenguaje y cuéntale las cosas como se las contarías a tus amigos.
  10. La paciencia es tu fiel aliada. Eres un granito de arena en una playa llena de blogs. No vas a invertir en Facebook para darle bombo a tus publicaciones, ni vas a hacer una campaña de SEM para aparecer en Google en el primer puesto. Así que si tu contenido es tu único arma para darte a conocer cuídalo y no tengas prisas. Cuida tus post, ponles cariño, trabájalos con cuidado y estarás cuidando a tu comunidad.

¿Qué os parece? ¿Quitaríais o añadiríais algo?


6 comentarios:

  1. ¿A quién buscas en la foto? te han pillado así como por casulidad... sin posar ni nada...
    (punto 7) jijiji

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Malditos trolls...

      ;) Menos mal que a ti puedo atacarte offline y dejarte sin chuches esta noche en el cine

      Eliminar
  2. Sabios consejos!!! Gracias por compartirlos, lo tendré en cuenta ;)

    http://conrdecurvas.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por leerte el post! Espero que te sirvan de ayuda

      Eliminar
  3. la verdad es que son muchas cosas y tiene que gustarte! yo creo que lo llevas muy bien, y lo que dices, hay que echarle dedicación y paciencia. Creo que aún no me animo a esto jaja

    ResponderEliminar

¿Quieres compartir algo conmigo? ¡Espero tus comentarios!

>/script> >/script>
Blogging tips