viernes, 14 de noviembre de 2014

Comer en Madrid: La Croquetta

El pasado viernes salimos a cenar por Madrid. La idea era probar con otro local especializado en croquetas como es La Gastrocroquetería de Chema, y el sitio elegido fue La Croquetta. He de decir que desde el minuto uno su decoración me enamoró: vinilos como escritos a mano en los cristales con frases chulas, cuadros de hilos formando el nombre del negocio, mesas rústicas, sillas variadas, tablas de cocina a modo de cuadros... son de esos sitios que encandilan y de los que siempre hay algo que copiar para casa.



Ya puestos en materia, decidimos acompañar las croquetas de unas patatas braviolis (ojo, salsa brava casera pero súper picante) y una ensalada de queso de cabra que, si bien estaba rica, venía presentada en un bol demasiado pequeño como para manejarla y moverla bien (directamente la volcamos sobre el plato que lo acompañaba). Y junto a ello, todo un surtido de croquetas:

  • Queso cabrales, nueces de California y uvas pasas.
  • Vegetarianas.
  • Tortilla de patata.
  • Salmorejo.
  • Cerveza Guinness
Croquetas de tortilla de patata, o una tortilla de patata rebozada y hecha croqueta (por la no cremosidad)
Croquetas de cerveza Guinness. Explotaban en tu boca
Croquetas de salmorejo (éstas hay que copiarlas en casa)
A la izquierda las croquetas vegetarianas (2) y a la derecha las de queso cabrales (2)

En general estaban buenas (bueno, la de cerveza no nos gustó a ninguno), pero no destacaría el relleno de ninguna en cuanto a textura. En un sitio especializado en croquetas, además del sabor (que lo tenían conseguido) esperas encontrarte con un interior cremoso, y no es lo que notamos. Además, no supimos entender el tamaño dispar de unas y otras croquetas, así que guiaros por la cantidad que pone en la carta, que os ayudará a saber si son grandes (2) o pequeñas (4).

Para terminar, decidimos probar con las dulces (de chocolate y naranja, de peras al vino y de manzana) y aunque he de decir que estaban correctas, quizás le faltaba un poco más de azúcar al rebozado; pues al salir del local te daba la sensación de que la boca te seguñia sabiendo a frito y te faltaba el postre. 


Simplemente decir que no estaba mal, que la variedad de sabores es buena y que todo amante de las croquetas debería pasarse, aunque han de mejorar el interior de su producto en cuanto a textura. Y como siempre, ésta es mi humilde opinión ;)


1 comentario:

  1. Estoy de acuerdo contigo... hay que probarlo, por no quedarte con la duda de "¿Qué tal estarán?" pero nada más...

    ResponderEliminar

¿Quieres compartir algo conmigo? ¡Espero tus comentarios!

>/script> >/script>
Blogging tips