miércoles, 17 de junio de 2015

Desempleada sí, pero no parada

Imagino que desde hace unas semanas ya os lo olíais. No dejaba los post programados a la hora de siempre, sino que los subía a lo largo de la mañana. En Instagram había fotos de baños y paseos con Nona a horas a las que se supone que tenía que estar trabajando... Os debía uno de los post más personales que había escrito hasta ahora, pero quería cerrar todos los temas legales antes de hacerlo.

"La vida es una verbena. Porque hay días muy perros, pero siempre hay un motivo para bailar" - Lucía Be.

Desde el 26 de Mayo, englobo las listas del INEM, pero la frase de Lucía Be que veis en la foto que hay encima de estas líneas es mi mantra personal (tanto que la he colgado junto a mi espejo, por lo que cada mañana, al vestirme y mirarme en él la veo). Mi puesto de trabajo ya no existe y yo, he pasado a ser una parada más. [STOP] ¿Una parada? Odio esa palabra. Tachémosla: parada. Tras el primer impacto de quedarte sin trabajo, lo segundo más duro es acudir a darte de alta como desempleado. Digamos que el ambiente de la oficina y sus gentes no es lo más agradable de este mundo; pero es que además, mientras esperas, te dedicas a observar a la gente que está allí contigo: rostros serios, conversaciones sobre el tiempo que llevan sin empleo... Vamos, que puedes salir de allí con el alma en los pies.

Así que, lo primero que tenemos que hacer es dejar de lado la palabra "parado". Me explico, yo estoy desempleada, pero no parada. Si bien la búsqueda de empleo ya es una actividad en sí misma (y por ende implica "movimiento"), no considero mi vida se haya estacionado. Es cierto que he tenido que dejar planes de lado (estábamos plantearnos comprarnos un piso en el momento en el que me despidieron), pero tengo entre manos proyectos geniales que aunque no supongan un aumento de mi cuenta corriente mes a mes (un trabajo remunerado y continuo), son resultado de mi esfuerzo y ganas de crecer (y eso tampoco es estar parado). Sigo manteniendo el blog y este mes he cerrado dos acuerdos promocionales de producto con marcas que me llenan de orgullo y satisfación (como al padre del Rey) y además, el espacio en radio que hago simplemente por amor a ese medio y porque me apetece cada vez gana más adeptos (espero que fruto al contenido de los programas, a lo que también dedico tiempo). 

También están los eventos para los que amigos, conocidos y extraños me piden consejo y ayuda, las sesiones de fotos de embarazo y recién nacido que estamos realizando, e incluso, un proyecto de catálogo fotográfico para una tiendita online linda que de salir seguro que es una maravilla... Y porque Mr.Chu me mataría si os digo más, pero estamos preparando algo sumamente genial para el futuro del blog que con suerte posiblemente verá la luz en el último cuatrimestre del año (y no me refiero solo a un cambio de diseño, sino a mucho más que os va a sorprender - y espero que a gustar). Si esto es estar parado...

Making off de la sesión de fotos de embarazo de Marta y Carlos

Por lo tanto, no seais derrotistas. Desde el primer día tuve claro que tenía que moverme, que no podía dejar que lo que simplemente era un punto y a parte se me echara encima como si fuese un punto final. Si estás en mi misma situación, piensa lo siguiente: "¿era el trabajo de tu vida?". Pues si la respuesta es "no",  levántate y escribe el siguiente capítulo de la misma. Y si la respuesta es "sí", cierra este libro, porque a veces las segundas partes son mejores que las primeras. Cierra esa puerta y ve a buscar cuál abrir.

En este "casi" mes que llevo sin trabajo he aprendido una cosa: la rutina es fundamental. Si te levantas tarde y te quedas en pijama frente a la tele, lo único que vas a conseguir es un sentimiento de culpabilidad a final del día. No ha habido un día en el que me haya levantado más allá de las 08.30 (para esto Nona es un despertador implacable), he salido a pasear con Nona, he subido a casa, he desayunado y me he impuesto una jornada como si de la laboral se tratase. Hay muchas cosas que hacer (actualizar tu CV, darte de alta en portales de empleo, crear una base de datos de sitios donde te gustaría trabajar, buscar empleo en esos sitios o enviar tu curriculum, apuntarte a algún curso -yo estoy con uno de Photoshop, que flojeaba-, etc.). No digo con esto que dediques 8 horas al día a navegar por Infojobs, ni que centres todos tus esfuerzos en eso. Pero muévete, que nadie te pueda llamar "parado".

Cuando la gente me pregunta que qué tal estoy les digo que genial. Y es cierto que a veces me siento un poco culpable de llevarlo tan bien (parece que en este mundo no tener trabajo es ser un lastre), pero es que estoy en un buen momento. Este parón me está ayudando a pensar un poco qué le pido a mi futuro laboral, a reorientar algunas cosillas que me gustan y a dejar de lado otras que no me gustaban. Por supuesto, esta actitud es de alguien que solo lleva semanas desempleada, que cuenta con ahorros y con una prestación de desempleo de meses. No quiere decir que si la cosa se tuerce y tenga que gastar mi prestación al completo no llegue un momento en el que llore y lo vea todo negro; pero por el momento no voy a dejar que esta situación me defina. Con trabajo o sin trabajo sigo siendo Sonia Sanz, una persona con sueños, ilusiones y proyectos. ¿Que tienen que esperar? Pues esperarán, pero no pienso dedicarles ni una lágrima.

¿Qué por qué os estoy contando todo esto? Primero porque, si alguien está en la misma situación que yo no deje que digan que está parado, que no deje que el desánimo se le venga encima; segundo, porque si no gozáis de este humor con el que me lo he tomado, me escribáis aquí o al correo porque las penas compartidas son menos penas; y tercero, porque ya sois como una gran familia. Cierto es que a muchas ni os conozco ni os pongo cara, pero siempre estáis ahí en redes para dedicar unos segundos a hacer "me gusta" o un minuto a dejar un comentario. Creo que si vosotras me dedicáis vuestro propio tiempo a mí, lo mínimo que puedo hacer es dedicaros tiempo a vosotras. Y que igual que os cuento cosas tan poco importantes como mi última compra, os puedo contar cosas más personales para que me conozcáis un poquito más.

13 comentarios:

  1. parada? tu eres una super emprendedora! pachi (que a veces te lee aunque no lo diga jaja) y yo lo pensamos siempre, tienes objetivos y poco a poco vas encaminando tu vida en lo que te gusta, anda que no daría yo por tener las ideas claras y no estar tan perdida. Te mueves, le echas morro y todo lo que consigues es por tu esfuerzo! Me tienes que contar cuales serán esos cambios! aunque sea un poco! jaja Besosos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Pachi me lee? ¿Pachi me lee? ¡Súper noticia! :D Muchas gracias por tus palabras Esthete, y por estar siempre ahí. ¡Besos mil!

      Eliminar
  2. Ay amiga,tu eres muchas cosas pero no una parada.Te conozco desde hace relativamente poco pero estoy segura de que conseguirás triunfar en todo lo que te propongas porque pones corazón,creatividad y mucho trabajo a todo lo que haces. Y si necesitas apoyo moral siempre puedes contar conmigo,me pillo un par de pompones tipo animadora americana y doy brincos gritando vivaaaaa hasta que te animes 😁.Muuuuac

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay madre, qué bonita eres (emotivono cubierto de lagrimitas)

      Eliminar
  3. Esa es la actitud Sonia! Estoy segura de que de esa manera lograrás todo lo que te propongas. Un besazo

    ResponderEliminar
  4. Animo guapisima!!!!!! No te conozco pero te sigo desde hace bastante tiempo... estoy segura de que todo lo que te propongas saldrá de maravilla. Así que mucho ánimo con todos esos proyectos que tengas en mente y los que vayan surgiendo. Ya nos irás contando. Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Narita. La verdad es que cuando tus amigos directos te animan es bonito pero cuando lo hacen personas que ni te conocen en la vida real y se dedican a gastar dos minutitos en escribirte... Es impactante. Un besote fuerte

      Eliminar
  5. Todo un ejemplo de que si el mundo se cae al suelo, se sopla un poco... Y te lo puedes volver a comer! No tengo la suerte de conocerte en persona, pero no me hace falta para saber que eres una valiente. Muchas gracias y un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Me ha encantado el símil! Súper fan. Solo tenemos que darnos cuenta de con qué podemos vivir y con qué no. Sin ese trabajo yo puedo vivir (y he hecho de todo así que no se me van a caer los anillos si la cosa se pone chunga y tengo que volver a bajar escalones laborales), y sigo teniendo a mi familia y amigos que es sin lo que no puedo vivir; así que todo correcto por el momento. ;)

      Eliminar
  6. Eres una crack, nena! No sabes cuanto te admiro. Yo he estado mucho tiempo así pero nunca he dejado de hace cosas, de mantenerme ocupada, ya sea con el baile, con el blog o con las asociaciones a las que pertenezco. Después de pensarlo mucho y valorar todos los aspectos que tenía a favor me he decidido a seguir adelante con el taller oficialmente. Aunque me da un poco de canguelo lo de ser autónoma tengo que intentarlo. Si no me contrata ninguna empresa creo la mía propia. Y en eso estoy ahora.

    Ánimo, nena! Muchos besitos. Muaks

    http://conrdecurvas.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  7. Eres sencillamente genial. Yo ahora me embarco en el mundo del wedding planner y eventos y me da un poco de miedillo pero hay que lanzarse!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los cambios siempre dan miedo. ¡Pero ya verás cómo sale todo bien!

      Eliminar

¿Quieres compartir algo conmigo? ¡Espero tus comentarios!

>/script> >/script>
Blogging tips