miércoles, 16 de marzo de 2016

Un look para premamás curvys

Hacía mucho, muchísimo que no escribía un post al más puro estilo egoblogger. Lo siento, los primeros meses de convivencia con Martín me sentía taaaaaaan mareada que no me apetecía peinarme, maquillarme y menos hacer fotos (se nota que ya he perdido hasta el arte del posado). Menos mal que tras mis quejas del otro día con los camisones, Miss Bancarrota me ha recordado mi deber para con las mamis curvys :P

Jeans: Primark
Blusa: Primark
Cardigan: H&M
 
Hoy quería enseñaros un look muy muy sencillo: pantalón vaquero (puede ser de premamá o no), blusón ancho (que os sirva durante el embarazo) y cahqueta abierta (o kimono, o cardigan... lo que tengáis por casa que os sirva durante los nueve meses). Todo ello combinado con un calzado plano para ir cómodas y a la vez no perder ni un ápice de estilo.


Los zapatos me flipan, me los regalaron mis amigas Mo y Arantxa en mi último cumpleaños y como soy un poco urraca los brillos me vuelven loca. Podéis darles todo el protagonismo con un look total black por ejemplo y serán los reyes de la pista. ¿Qué os parece este look para aprovechar al máximo las prendas que os compréis para esta etapa?

5 comentarios:

  1. Jajaja lo que me parece es que ningún Vaquero que te sirviera durante el primer trimestre lo hará en el tercero. Un no rotundo a los vaqueros, quizá los leggins (aunque a mi no me gustan nada),los pantalones sueltitos hippies que tengan gomas o cordel, pantalones elásticos con cintura muy baja y para de contar, si no ya es pasarse a los premamá, con si cintura elástica (feos si, pero comodísima cuando el panzón pesa lo suyo ya)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias por pasarte! De momento tengo suerte porque mis únicos vaqueros son de cintura baja (y boyfriends, por lo que quedan anchitos de pierna y aún tienen pinta de que me valdrán un tiempo), los que salen en la foto son jeggings con lo cual son bastante elásticos (ideal para ir tan cómoda como con los leggings pero que parezca que vas más vestida, que yo con ellos me siento un poco en pijama). De esta manera puedo seguir sintiéndome yo misma sin variar demasiado mi estilo (cuando me siento disfrazada no voy muy cómoda y es lo que me pasa con los pantalones tipo hippie por ejemplo jejeje). La semana que viene entramos en el tercer trimestre y aunque de momento entro en mi ropa sin complicaciones, como os comentaba en otros posts, en el momento en el que mis pantalones actuales (boyfriend y tipo elástico) no me valgan pasaremos a los vestidos, que además nos coincidirá con la llegada del buen tiempo. Puede sonar un poco frívolo pero creo que es importante llevar prendas con las que nos reconozcamos y nos sintamos bien para no caer en el desánimo de "no me veo". Y los vestiditos sueltos son ideales para las premamás de talla grande porque si ya os contaba la odisea de dar con un camisón de lactancia no me quiero imaginar buscar unos pantalones premamá jajajaja. Un saludo

      Eliminar

¿Quieres compartir algo conmigo? ¡Espero tus comentarios!

>/script> >/script>
Blogging tips