miércoles, 1 de marzo de 2017

Cabify baby, para las mamás que necesitan moverse

Reconozco que con el peque me muevo en coche a todos los lados. Ir en autobús en Madrid es un rollo cuando tienes que hacer varias combinaciones (y además pagar varios transportes porque no existe el billete único) y nunca sabes si va a haber sitio para ti. En cuanto al metro, desgraciadamente no todas las estaciones están adaptadas y subir y bajar escaleras con el carro me da mucha pereza. Me queda el taxi, pero nunca sé lo que voy a gastarme y lo desestimo. Hace unos días, gracias a Madresfera, pude probar el nuevo servicio de Cabify, Cabify baby, que te permite pedir y reservar coches con chófer y, en esta ocasión, incluso con sillas adaptadas (en nuestro caso maxicosi).


Tenía que trasladarme al centro de Madrid el miércoles y el martes por la noche dije "pues voy a hacerlo con Cabify". Reservé mi viaje en unos cómodos y sencillos pasos. Especifiqué el lugar de recogida, el destino, la hora e indiqué que necesitaba mi maxicosi. ¡En unos minutos lo tenía todo reservado! Me gustó especialmente que hacen una estimación del importe que te vas a gastar (que se puede pagar con tarjeta o con paypal) así que no hay sorpresas. Además, en tu perfil puedes personalizar opciones como si quieres música o no (e incluso la emisora que prefieres), que el aire acondicionado esté dado, que te llamen al llegar, que te abran la puerta, etc.


Más o menos una hora antes de que mi vehículo llegara me avisaron de que estaba en camino y me mandaron el nombre y foto de mi conductor, así como el modelo y matrícula de mi coche. Llegó puntual (de hecho llegó un poco antes), el coche estaba limpísimo (cosa que no siempre me ha pasado con los taxis), contaba con revistas y botellas de agua gratuitas y el conductor fue amable (y eso que le hice un montón de preguntas sobre el servicio). Nuestro chófer me ayudó a subir y a bajar a Martín en todo momento (que ya sabéis que cada maxicosi y silla es un mundo para ser abrochada y yo soy muy torpe) y yo quedé encantada con el servicio. Al terminar, nos bajamos del coche rápidamente y sin esperas, ya que no hace falta pagar sino que nos cobran directamente a nuestra tarjeta o cuenta de paypal. ¡Ah! Y luego desde casa puedes puntuar tranquilamente el servicio de tu conductor.


Reconozco que yo he estado trasteando en la aplicación: probando precios de diferentes distancias, de diferentes modelos de coche y jugando con las personalizaciones del viaje (que he de decir que nuestro conductor respeto). Si he de poner una pega sería que al elegir Cabify Baby no hay un desplegable para decir si necesitas silla o maxicosi. Yo lo dejé en los comentarios pero como no me fiaba contacté con el servicio de atención al cliente (que fue rápido y resolutivo). Efectivamente, se deja en comentarios, pero sería más intuitivo incluir algún tipo de selección al hacer la reserva. ¿Volveré a usar el servicio? Yo diría que sí. Es una forma cómoda de moverse por Madrid y como digo sabes en todo momento lo que te va a costar. Si queréis probar el servicio os invito a que uséis mi código SONIAS347, con el que conseguiréis crédito gratuito para vuestro primer viaje.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Quieres compartir algo conmigo? ¡Espero tus comentarios!

>/script> >/script>
Blogging tips