miércoles, 17 de agosto de 2011

El mundo árabe y yo: Recomendaciones

Hoy me he topado de nuevo con el libro "La mano de Fátima" de Ildefonso Falcones y, como enamorada de la cultura árabe que soy, he decidido recomendaros unos sitios que me encantan (y no, aunque la Alhambra también me gustó mucho cuando fui a verla en la visita nocturna, no voy a hablar de ella).

UN RESTAURANTE EN COLLADO VILLALBA (MADRID)

Creo que es bueno tener un predilecto, porque cuando uno se dispone a cenar según qué comida el sabor que acabas probando debe parecerse lo más posible al que tienes en mente. Por eso te apetece exactamente eso, ¿no?. En mi caso, cuando quiero comer kebab no me lo pienso; paso de franquicias y cadenas donde todos son iguales y acudo a Karim Kebab, en Collado Villalba. Lo bueno de este restaurante es que, aunque en veranito contamos con una terraza - para cenar quizás esté poco iluminada -, lo mejor es entrar directamente al restaurante, un local pequeñito pero acogedor donde la decoración va en compañía de la música y la gastronomía árabes. Además, el trato es siempre correctísimo y si tenemos alguna duda Karim, el dueño, estará encantado de recomendarnos qué comer entre los platos de su carta.

En cuanto a la misma, podemos encontrar gran variedad de opciones y además tenemos la posibilidad de elegir diferentes menús degustación. Eso, sí, si por algo se caracteriza este sitio es por sus kebabs (vegetales, de pollo, tenera o mixtos). Riquísimos y a un precio irrisorio (3,50€ el kebab pequeño y 4,50€ el grande). Doy fe de que una vez que he comido de estos (casi nunca puedo acabármelo) no me apetece ningún otro si me proponen este tipo de comida. Además de todo esto, cuando se acerca el momento de pagar la cuenta nos traen una sorpresita. Y es que, además de disponer de este restaurante también cuentan con una tetería en Villalba y con nuestra cena nos invitan a una cachimba en la misma. Yo particularmente, nunca he ido, así que no os la puedo ni recomendar ni dejar de hacerlo. Pero si alguien prueba, que no dude en dejar un comentario.

Si os apetece el plan, podéis acudir directamente al restaurante, situado en la Calle de la Batalla de Bailén, 20 (28400 Collado Villalba) o, si sois de Villalba o alrededores, hacer vuestro pedido para que os los lleven a casa en el 918 500 316 o a través de la web Sin delantal (no coincido con los comentarios, pues aunque nunca he pedido a través de la web sí lo he hecho por teléfono y son rápidos).

UN BALNEARIO EN MADRID

Si estás por Madrid, no dejes de pasarte por Medina Mayrit (Calle Atocha, 14), al que podría englobar en ambas categorías: balneario y restaurante, ya que dispone de ambas cosas; pero tenía que elegir en cuanto a restauración y me decanto por el otro. Aún así recomiendo elegir el pack restaurante+baños y probar su menú degustación. Un acierto.

Como venía diciendo, Medina Mayrit cuenta con restaurante (que hace las veces de tetería e incluso tiene espectáculo de danza del vientre) y con una zona de spa donde podremos disfrutar de masajes y de baños termales. Es un sitio pequeñito, que pasa casi desapercibido en el caos de Madrid. Sus espacios no son todo lo grandes que acostumbran a ser los balnearios pero es un lugar ideal para relajarse y tomar un té entre baño y baño (cuentan con una fuente en la misma zona de baños). A nosotros nos llamó mucho la atención que al salir y entrar en una tienda de ropa el dependiente nos preguntó qué tal había ido el baño. Eso por no decir que el coche estuvo ambientado varios días con el olor de los ricos aceites que usaron en los masajes.

UNA TERRAZA CHILL-OUT CON DANZA DEL VIENTRE EN CÁDIZ

Sin por el contrario te encuentras en Cádiz (ais, qué poquito me queda) te recomiendo que te pases por Chiclana de la Frontera. Sus playas son estupendas y en verano hay mil y una actividades para todo tipo de público. Además, si vas a Sancti Petri te encontrarás con los baños árabes Hamman (Carretera de la Loma s/n). Mi asignatura pendiente es conseguir una cita para disfrutar del balneario pero puedo hablar muy bien de su restaurante y sobretodo... de su terraza chill-out.

Los fines de semana, tanto en el restaurante como en la terraza, puedes disfrutar gratuitamente de un espectáculo de danza del vientre que merece la pena ver. Eso sí, si la idea es cenar lo mejor es reservar, porque de lo contrario va a ser difícil (al menos en verano). Recomiendo especialmente la terraza por su encanto (aunque el edificio en sí es fantástico), sus cócteles y su decoración. Es un lugar ideal para ir después de cenar con la pareja o con amigos (dentro de dos semanas pienso visitarlo sin falta y tomarme un rico mojito) y al estar en una azotea se agradece el vientecillo que corre en las calurosas noches de verano.

¿Qué os parece? ¿Conocéis algún sitio más de estas caraterísticas?


Aunque parezca mentira, este post NO está patrocinado por los sitios aquí citados

4 comentarios:

  1. Yo puedo decir que he fumado chachimba o comunmente llamada shisha y la verdad es que me ha gustado. Es suave y muy aromática. Sale mucho humo de color blanco y tu ropa queda con olor a cereza, melocotón o alguna otra fruta dependienso de tu elección. En cualquier caso no es como oler a tabaco, es más bien un toque de ambientador... diferente. Es un plan chulo, lo recomiendo!

    ResponderEliminar
  2. Me ha encantado lo del toque de ambientador :)

    Recomendación apuntada!

    ResponderEliminar
  3. Ambientador en la ropa para todos!!!

    La terraza chillout de chiclana es suprema. Y los kebabs de karim... uhm... muy muy ricos.

    ResponderEliminar
  4. Pues no podemos volver de Chiclana sin pasarnos por ahí :) (apuntado queda)

    ResponderEliminar

¿Quieres compartir algo conmigo? ¡Espero tus comentarios!

>/script> >/script>
Blogging tips