lunes, 2 de enero de 2012

La Batalla de los Dulces: Arbolitos de hojaldre y nata


Esta vez Ana y yo hemos ido aplazando La Batalla de los Dulces por diferentes motivos, pero el Año Nuevo nos ha traido una dosis de sensatez y no podíamos dejarlo para más tarde, por eso por fin ha llegado el resultado. Como veis he elegido unos arbolitos de hojaldre rellenos de nata. Pensaba hacer algo así como milhojas con helado de turrón (por las fechas lo del turrón) pero no me gusta nada ese sabor. Luego se me pasaron por la mente unas galletitas decoradas, pero son muchos los blogs que han hecho autenticas monadas estas navidades y no quería arriesgarme a que no salieran tan bien. Así que, como me puse a cocinar el 31 de diciembre y ya estaba harta de comidas copiosas y postres dije "Sonia, vete a por lo sencillo". Y este es el resultado. Hay dos tipos diferentes de bocaditos, los que van rellenos y el que hacemos más planito para montarlo con dos hojaldres separados con nata Si queréis copiar la receta es súper sápida (20 minutos) y sencilla, (porque he hecho un poco de trampa y el hojaldre es comprado) así que aquí os la dejo.

INGREDIENTES PARA 20 ARBOLITOS
  • Una plancha de hojaldre.
  • 250 ml. de nata líquida para montar.
  • 2 cucharadas de azúcar.
  • Chocolate en tableta o Kit-kat para el tronquito.
  • Un lápiz de chocolate para decorar.
PREPARACIÓN

Lo primero que hemos de hacer es extender el hojaldre sobre una superficie lisa. A continuación lo pinchamos un poco con un tenerdor y recortamos arbolitos con ayuda de una plantilla. Metemos los arbolitos en el horno y sobre aquellos que queremos que salgan más finos (para en vez de rellenarlos montarlos como un sandwich) extendemos una hoja de papel de horno y ponemos unos cuantos garbanzos o judias (para que hagan peso y el hojaldre no se infle como en los rellenos). Los ponemos en el horno a 180 grados durante 10 minutos y mientras tanto vamos montando la nata, lo cual no tiene complicación. Vertemos en un vaso de batidora la nata líquida y el azúcar y batimos a velocidad baja.

Cuando el hojaldre esté listo lo sacamos del horno y mientras se enfría le hacemos unos agujeritos para meter la manga pastelera y rellenarlos de nata. Una vez fríos (para que la nata no se caiga) los rellenamos (o montamos en el caso de los que vayan por pisos) y tapamos el agujerito con el chocolate o el Kit-kat. Hacemos unas gruinaldas con el lápiz de chocolate y listo para servir.

En esta ocasión he de reconocer que lo mío difícil no es (después del palizón de Nochebuena no me apetecía mucho la cocina) pero de mi receta he de alabar una cosa: es una crono-receta ideal para cuando se te planta gente en casa a comer casi por sorpresa y quieres hacer algo para sorprenderles. Porque lo de tener una lámina de hojaldre en la nevera es ya como tener latas en la despensa. ¡Animáos a elaborarla! Mientras tanto os dejo la encuesta como siempre, la salsa de estos retos. Como muchos estáis de vacaciones, esta vez el sondeo durará un poquito más, hasta el día 8 de enero a las 23.59. ¡Gracias!


3 comentarios:

  1. pero bueno!! las dos arbolitos!! jaja yo voy a empezar a tener en mi cocina cosas básicas de estas porque si no nunca me pongo a hacer nada!

    ResponderEliminar
  2. Sí, porque como tengas que ir a comprarlas no te animas nunca...

    Voy a tener que empezar a decir unos días antes del reto qué ingredientes necesitamos para que cuando salga digáis "voy a hacerlo"

    ResponderEliminar

¿Quieres compartir algo conmigo? ¡Espero tus comentarios!

>/script> >/script>
Blogging tips