jueves, 8 de noviembre de 2012

Decorando ando, el desenlace

A principios de semana os hablaba del proyecto en el que estábamos inmersos: el cabecero para nuestra cama. Pues bien, el resultado es el siguiente:


Y ahora, pasito a pasito os cuento cómo ha sido posible que quedara hasta bien ;)

Lo primero que hicimos fue comprar una lámina de contrachapado del ancho de cinco marquitos y el alto de tres (solo ponemos dos filas de marquitos porque la parte de abajo la va a tapar la cama). Además le plantalos unos listones en los laterales y otro en medio para reforzar. Nosotros lo hicimos con pegamento y clavitos, pero si os fiáis del pegamento solo, adelante. ¿No lo hace el de bricomanía?
A continuación, en el listón superior hacemos unos agujeros para que luego entren los enganches que pondremos en la pared.
Toca pintar el tablero de contrachapado y los litones. En nuestro caso, de blanco.
Una vez seco (24 horas), pegamos los marquitos con el súper pegamento y dejamos secar siguiendo las instrucciones del fabricante.
Hacemos los agujeritos en la pared, ponemos unos tacos de silicona, enganchamos las alcayatas y... ¡Listo!
¿Quién se anima?


3 comentarios:

¿Quieres compartir algo conmigo? ¡Espero tus comentarios!

>/script> >/script>
Blogging tips