martes, 7 de mayo de 2013

Un espejo como eje de una pared

Ayer, dando una vuelta por Zara Home, me enamoré de un montón de artículos, pero fue uno quien se vino conmigo a casa. Cuando vi este espejo de madera labrada (en la foto no se aprecia, pero está envejecido) pensé que sería ideal como motivo central de una pared decorada con marcos de fotos de colores que me permitiera darle más color a mi salón con láminas y fotos nuestras.

Normalmente soy muy cuadriculada y me gusta la simetría extrema, por lo que la gente que me conoce se imaginaría que mi composición iría por alguno de los siguientes derroteros.


Sin embargo, esta vez voy a jugar con marcos de diferentes formas y colores muy llamativos para darle menos estructura a la composición. Estoy deseando ver cómo queda (una de las tantas cosas que tengo que colocar en la casa nueva) y enseñároslo. ¿Qué os parecen a vosotros las paredes con un sinfín de cuadros apilados?



No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Quieres compartir algo conmigo? ¡Espero tus comentarios!

>/script> >/script>
Blogging tips