jueves, 4 de julio de 2013

Reciclando ando: juguetes para mascotas

Una de las cosas buenas de estar a dieta es que ves como a poco  que la ropa te va quedando grande. Y ese momento es el subidón en su máxima expresión. No quiero tener mucha de esa ropa en casa, porque la disponibilidad de la misma hace que estés menos alerta a los cambios de peso (como tienes ropa que te vale aunque engordes le das menos importancia a que vuelves a engordar), así que mi plan consiste en bajar la que esté en buen estado a lo más recóndito del sótano (o darla) y jubilar la que esté en mal estado.


En estas estaba ayer en mi prueba bisemanal de ropa (ya me valen otros dos pantalones que estaban escondidos en mi armario desde hace tiempo) cuando caí en que había dos prensas que pedían que acabara con su vida. Por un lado un pantalón color salmón (lo podéis ver aquí) y por otro unos leggins vaqueros (aquí). Ni corta ni perezosa decidí haceros trizas y montar unos juguetes para Nona y salieron tres la mar de chulos.

Sea la novedad, que huelen a mí, o que son la leche, ella está encantada con esta nueva adquisición. Así que ya sabéis, antes de tirar nada pensad en vuestras mascotas o las que vuestros amigos, que están los juguetes muy caros y duran muy poquito.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Quieres compartir algo conmigo? ¡Espero tus comentarios!

>/script> >/script>
Blogging tips