miércoles, 9 de julio de 2014

Acelerador de bronceado de Australian Gold

Esta semana va de opiniones la cosa (es lo que tiene haber tenido tiempo suficiente para probar mejunjes estando de vacaciones en Cádiz), y en esta ocasión le toca el turno al acelerador de bronceado de Australian Gold.


He de decir que la prueba se basa en dos días, que es para lo que me dio la muestra de producto que me mandaron desde Happyideas.com, por lo que imagino que los resultados podrían haber sido diferentes de haber tenido más que probar.

Se trata de un acelerador de bronceado que además cuida la piel. Es importante resaltar que no lleva protección, por lo que debemos usarlo después de echarnos nuestra crema con factor de protección (el que cada uno elija) que nos proteja de los ataques del sol. En mi caso lo apliqué sobre un factor 30 ya que era de mis primeras exposiciones al sol.

He de decir que su tacto es agradable (por eso de que tiene manteca de karité es súper hidratante), no pringa y no mancha la ropa. Es un gusto no tener que vernos los dedos marrones después de aplicar un acelerador y no preocuparnos por manchar la toalla si nos tumbamos. Hasta ahí, punto positivo para los señores de Australian Gold. 

El punto negativo es que no he notado un mayor bronceado por haber usado el producto. No me ha estorbado porque el poco color que he cogido es un doradito bonito y no un anaranjado poligonero, pero no os sé decir si se debe a mi genética o al producto en sí. Así que este post es un post inacabado. ¿Alguna de vosotras lo ha usado? ¿Habéis notado alguna diferencia? Estaba pensando en comprar el producto entero para probarlo en condiciones, pero no sé si sin más opiniones me merece la pena gastar el dinero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Quieres compartir algo conmigo? ¡Espero tus comentarios!

>/script> >/script>
Blogging tips