lunes, 27 de abril de 2015

El babyshower de la pequeña Valentina

El pasado sábado celebramos el babyshower de Valentina. Su mamá es una enamorada del rosa y de Minnie y por ello la primera fiesta en honor de su bebé no podía tener otro color como protagonista, desde la mesa donde colocaríamos toda la comida en platos, vasos y cubiertos como en la iluminación (el papá de V. es un enamorado de la iluminación y sus lámparas del salón pueden cambiar de color, un plus en el montaje de fiestas).


Alguna vez os he dicho que las fiestas de interior son más difíciles que montar que las de exterior. Por un lado, el verde de un jardín siempre es más vistoso que las paredes de una casa. Y en el interior hay que intentar que la decoración case con el resto de los elementos del hogar. En esta ocasión, el aparador que tienen los papás de Valentina, fue ideal para montar las galletas que los invitados se llevarían de regalito (hechas por su mamá y su tía Mónica) y la mesa de firmas, que consistía en unos marcos donde, a modo de tendedero, podías colgar unas camisetitas firmadas con tus mejores deseos para el bebé. El resto de las paredes las llenamos de pompones, guirnaldas y globos.


¿Qué os ha parecido el babyshower de V.? ¿Veis como una fiesta low cost puede enamorar también?

3 comentarios:

¿Quieres compartir algo conmigo? ¡Espero tus comentarios!

>/script> >/script>
Blogging tips