martes, 3 de noviembre de 2015

Mis croquetas favoritas

Hace más o menos una semana recibí mi Degustabox en casa. Primero os voy a contar qué contenía, y luego os enseñaré qué receta he decidido elaborar con alguno de sus artículos:

  • Salsa barbacoa de Chovi.
  • Crema de vinagre balsámico de módena de Louit.
  • Kung food con sabor a queso de Pastas Romero.
  • Lacasitos White.
  • Crema de verduras y hortalizas de Carretilla.
  • Milka de galletas Tuc.
  • Leche Pascual Desnatada Pro.
  • Flan y natillas Milka de Royal.
  • Maíz El Campo.
  • Jarabe de Arco de Maple Joe.
  • Donettes sabor galleta María y chocolate.
  • Picada para rebozar y picos de Quely.

En total recibí más de 24€ en producto cuando la Desgustabox solo cuesta 14,99€. Si vosotros también queréis suscribiros a Degustabox estáis de enhorabuena, pues con el código 8AEIB la primera caja os costará 9,99€. ¡Aprovechadlo y podréis realizar recetas como la que hice yo! ¿Vamos a por ella? Pues para hacer las croquetas de espinacas, pasas y piñones necesitamos:
  • 80 gr de mantequilla.
  • 80 gr. de harina.
  • 1 litro de leche entera.
  • 1 pizca de nuez moscada.
  • 1 paquete de espinacas congeladas con pasas y piñones.
  • 4 huevos.
  • 1 paquete de picada para rebozar de Quely. 


Comenzaremos elaborando la bechamel, para lo que templamos la leche en un cazo. Mientras, en una sartén cocinamos el paquete de espinacas directamente (sin descongelar) y reservamos. Después, en una sartén hermosita derretimos la mantequilla y cuando esté lista añadimos la harina para que se tueste un poquito. Lo sacamos del fuego y esperamos a que se temple.


Cuando haya templado, lo ponemos a fuego medio y añadimos a poquitos la leche templada sin dejar de remover (vais a hacer brazo, así que paciencia). Poco a poco veremos cómo espesa. La bechamel estará lista cuando al mover dejemos rastro. Es en ese momento cuando debemos incorporar las espinacas con pasas y piñones y remover hasta mezclar. Echamos la mezcla en una fuente de cristal, dejamos enfriar y la metemos en la nevera durante 24 horas.


Al día siguiente, cogemos porciones de bechamel, hacemos una bola y empanamos pasándola por la picada, el huevo batido y de nuevo la picada (con esta doble capa evitaremos que se abran). Freimos las croquetas en abundante (y caliente) aceite y al sacarlas las ponemos sobre papel de cocina para que escurran. ¡Listas para comer!


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Quieres compartir algo conmigo? ¡Espero tus comentarios!

>/script> >/script>
Blogging tips