miércoles, 28 de septiembre de 2016

Nuestra experiencia con la lactancia

Hoy toca un post sobre maternidad y antes de nada quiero decir que no soy enfermera, matrona, pediatra ni nada por el estilo. Yo os voy a hablar de lo que a nosotros nos funciona, que no será ni lo mejor ni lo peor, sino lo que a nosotros nos va bien.


Al empezar la lactancia, la idea no me estaba entusiasmando mucho. Aquí el pequeño lirón se quedaba dormido en cuanto le ponía a la teta así que comía poco y necesitaba muuuuuuuchas tomas. Mi sentimiento al final del día era el de "no me lo he despegado, soy una vaca lechera". Además, como sabéis entre eventos y vida social solemos salir bastante y a mí me da mucha vergüenza sacarme el pecho (más que vergüenza, que a alguien pueda molestarle - ya, aunque ya sé que al que le moleste que no mire) así que no me sentía cómoda yendo a cenar y comer (si podía) con el "pechamen" al aire.

Y poco tiempo después además... las temidas grietas. Así que, a las tres semanas y aunque mi matrona no estaba nada de acuerdo decidí que era el momento de sacarme leche. Cuando me dolían mucho los pezones recurría al banco de leche de mi congelador. Además, si íbamos a salir a comprar, o a cenar, o a pasar el día fuera también cogía leche y se la daba del biberón. Creo sinceramente que esta decisión fue crucial para seguir adelante con la lactancia materna exclusiva, pues en el periodo de grietas yo no paraba pensar que la lactancia artificial tampoco era tan mala opción (y no lo es, que conste que creo que la leche de fórmula es completamente válida, pero yo me quería ahorrar unos eurillos si podía)

Sí, sé que existió un riesgo de que el peque se acostumbrase al bibe y rechazase tener que trabajar para mamar. Pero creo sinceramente que por mi salud mental lo mejor que hice es recurrir al bibe en momentos puntuales. Se habla mucho del éxito de la lactancia materna como el éxito de que el peque se "enganche bien" pero creo que no hay que olvidar la parte del éxito que proviene de que la mamá se sienta cómoda y a gusto con esta opción de alimentación.

Por otro lado, creo que es bueno que el peque se "acostumbre" al bibe aunque no sea nuestra pauta de alimentación. La primera vez que le di un biberón a Martín ni lo tocó, pero dos tomas más adelante ya estaba familiarizado. Ahora es un alivio saber que si un día estoy mala, tomo medicación y no puedo darle el pecho, él tendrá con qué comer gracias a lo que hay guardado en el congelador; o que si por causa mayor tengo que dejarle con alguien no va a rechazar su biberón. Pensar en el peque es primordial, pero también hemos de pensar un poco en nosotras. A mí la opción "bibe para eventos y grietas" me funcionó genial y pese a la posterior bronca de mi matrona, volvería a hacerlo. ¿Cómo se os dio a vosotras la lactancia?

4 comentarios:

  1. yo no soy mamá ni tengo experiencias en este campo ni nada, pero por opinar que no quede jajajaja
    creo que se tiende a juzgar todo lo que los padres decidan...si se quiere dar lactancia exclusiva malo, si se da leche de fórmula con 3 semanas malo también...oye!! dejemos que los padres decidan que les parece lo mejor también para ellos y para sus hijos, y creo que los profesionales deben estar para ayudarte con esa opción elegida, aunque a ellos no les parezca la mejor opción...por supuesto, siempre y cuando el bebe ponga peso y esté sano :)
    y, al final, como dice mucha gente, tu instinto te aconseja muy bien ;))
    Así que Sonia, bien hecho porque eso fue lo que a ti, a tu bebé y a su papá os funciona :*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincido contigo en que se juzga todo todito todo. Si porteas, si le llevas en carro, si das pecho, si das bibe... qué plasta es la gente. Por eso he escrito este post, para que nadie se sienta mal por anteponer un poco sus necesidades a las del bebé (si sigue siendo saludable y como dices, se desarrolla bien). El éxito de la maternidad está en el tándem que supone seguir sintiéndonos personas autónomas y a la vez velar por esos pequeños seres que hemos creado ;)

      Eliminar
  2. Soy madre desde hace 13 meses y el comienzo con la lactancia siempre es un poco confuso siendo primeriza( tengo 3 hermanas y ya me habian puesto al dia) desde mi experiencia he de decir que yo alternaba el pecho con el biberon, me sacaba la leche y si hacia falta tb le daba leche artificial.
    Estuve dando el pecho hasta los 7 meses y mi hijo no se ha puesto malo hasta que ha empezado la guarde con un año.
    Lo importante es compaginarlo bien y llegar a un acuerdo para hacer lo mejor para los dos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bien conocer tu experiencia ya que has tocado "todos los palos". Me quedo con tu última frase. Desde luego resume muy bien lo que pienso yo también. Muchas gracias por pasarte y dejar tu comentario.

      Eliminar

¿Quieres compartir algo conmigo? ¡Espero tus comentarios!

>/script> >/script>
Blogging tips