jueves, 20 de octubre de 2016

Una boda natural hecha a mano

Hoy quiero enseñaros una boda donde los novios han aportado mucho, y es que la mayoría de los elementos los han hecho ellos mismos. Quiero demostrarles a todos aquellos novios que no quieren complicarse que su boda puede ser ideal (lo dice la que pidió que construyeran un molino rojo de más de dos metros para su boda). 


La ceremonia tuvo lugar al aire libre. Sillas de madera, coronas de flores y confeti de hojas fueron los elementos que le dieron forma. El vestido de la novia, diseñado por Kobus Dippenaar me encanta, pero es que con el de las Damas de Honor muero de amor, ¡las mías iban vestidas muy muy parecidas!


El banquete fue en el interior, pero para darle continuidad con la ceremonia se usaron coronas de flores en el techo y mesas y sillas de madera. La guinda la pusieron los caminos de mesas de flores naturales. Para mí todo un acierto. Son muchos los novios a los que les echa para atrás casarse en interior, pero creo que estas creaciones le dan un toque muy natural a los salones y carpas.


¿Qué os ha parecido? Todas las fotos son de Marsel Roothman y podéis ver más trabajos en su web.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Quieres compartir algo conmigo? ¡Espero tus comentarios!

>/script> >/script>
Blogging tips