viernes, 28 de abril de 2017

Somos #mamásmarykay

Llega el fin de semana y éste encima es largo, así que seguro que sacáis un ratito para mimaros. Por ello hoy os quiero hablar de tres productos de Marykay que he tenido la oportunidad de probar gracias a la marca y Madresfera. 


Empiezo con el que más me ha gustado: el desmaquilladora de ojos líquido. Con su fórmula libre de aceites elimina el maquillaje de una pasada. El miércoles por la noche me fui de cena con mis chicas y al volver a casa dije "pues vamos a ponerte a prueba". Lo primero que hay que hacer es agitarlo para mezclar sus componentes. Después, basta con echar un poco en un algodoncito y limpiar los ojos. La primera sensación fue buena: ni picor de ojos ni olor desagradable (con esto soy maniática). Es cierto que se llevaba súper bien el lápiz de ojos, las sombras y el rimmel. Pero la prueba de verdad vino al día siguiente, cuando tras volver a lavarme la cara al despertar, el algodoncito salía limpio (a veces de noche se vive el efecto mapache). Un aprobado con nota para este producto.


Ayer mismo, decidió testar otro de sus productos: el lápiz de labios gel semi-mate. Aquí he tenido mis más y mis menos. Por un lado me encanta su acabado mate y por otro la sensación de suavidad con la que se aplica. No sabría describirlo bien pero no da la sensación de manchar los labios o de acartonarlos, sino que es agradable al aplicarlo. Cubre muy bien en una sola pasada y para nada reseca. Quizás lo que no me ha convencido del todo es su duración (soy súper exigente con esto) y requirió varios retoques a lo largo del día. Pese a eso, me haga gustado que desaparece "por igual"; es decir, los labios se van borrando uniformemente por lo que no queda el típico contorno sin nada dentro. Ya que va a desaparecer, que desaparezca con estilo.


Y termino con el set de manos. Que no es que me haya gustado poco, es que soy súper dejada con las manos. Tengo la piel súper seca (en general) y me cuesta mucho mantener una rutina de hidratación. Pero es que además nunca he soportado la crema en las manos. ¡Si hasta cuando le echo a Martín luego me limpio! Ya, qué le voy a hacer, rara que es una. Se trata de una rutina en tres pasos para hidratar y suavizar las manos. Primero hay que aplicar un tratamiento suavizan de manos poniendo una pequeña cantidad de producto en las manos limpias y masajeando. Después, tasajear entre las manos y dedos el gel exfoliarte de karate, aclarar y secar. Y para terminar, aplicar la crema de manos. Los olores son muy agradables y desde luego estos productos dejan sensación de suavidad durante horas. Quizás deba echarme menos crema en el paso final para que no me de "cosita" y poder ser más constante con el tema. 

¿Habíais probado estos productos? ¿Sois unas #mamásmarykay?

*Este post ha sido elaborado según el código de confianza C4C Muestra: para la elaboración de este contenido he recibido muestras de los productos mencionados, que puedo conservar en el futuro por voluntad del representante de la marca.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Quieres compartir algo conmigo? ¡Espero tus comentarios!

>/script> >/script>
Blogging tips