martes, 4 de julio de 2017

Martín cumple uno. Su sesión "Smash de cake"

Ha llegado el día, ¡hoy Martín cumple un año! Y nos vamos a ir los tres por ahí a celebrarlo. En este año hemos aprendido mucho y  a marchas forzadas. Hemos vivido momentos buenos y momentos malos (las noches de "me voy a despertar cada media hora para tomar un poco de tetilla" han sido duras, muy duras, y se han pasado leeeeeentamente, muy leeeeeentamente). También dedico un apartado especial al "solo quiero brazos y solo los de mami". Siempre digo que tenemos mucha suerte: Martín no ha enfermado, come muy bien, crece a buen ritmo... es cierto que las noches durante la lactancia eran otra historia, pero en general no podemos quejarnos. Martín es un niño sociable, risueño, que se ha acostumbrado a estos padres a los que les encanta comer y cenar fuera, ir a eventos... y es todo un foodie en potencia. 

¿Ha cambiado nuestra vida? Sí, claro. Pero es cierto que a pesar de la falta de sueño hemos intentado meter a Martín en nuestras rutinas de la forma más normal posible. Quizás lo peor de este año haya sido el sentimiento de no estar al 100% (¿la culpabilidad viene con el carnet de madre?). Si me pasaba el día con él pensaba que estaba dejando mi faceta profesional de lado. Si intentaba abarcar más en Y Bajarte La Luna, pensaba "le tengo aquí en casa y no le hago caso, si solo es pequeño una vez". Quizás la culpa haya sido mía por haberlo hecho todo a medias y no haber tomado una decisión al 100%, pero qué le vamos a hacer. También son duros los momentos "fulanito me va a dar su opinión aunque no le haya preguntado" así que si sois primerizos en ciernes... lo siento, pero os las van a dar y lo mejor que podéis hacer es pasar y hacer caso a lo que os dicta vuestro corazón.

Pero bueno, más allá de ello, ha sido un año divertido y más ahora que Martín comienza a interactuar y ha hacer sus pinitos. Hemos aprendido mucho, reído, jugado... Hemos visto cómo una cosita tan pequeña puede crecer tanto y he descubierto que ejerzo la maternidad de una manera mucho más relajada de lo que creía que iba a llevarlo. Es cierto que en algún momento todas somos mamás leonas pero creía que todo iba a ser una preocupación constante y por lo general no ha sido así. Martín mola, y es una pasada ser sus padres y verle avanzar.

Pero bueno, no me enrollo más y os dejo con la sesión casera que le montamos para conmemorar su cumple. ¡Que paséis un gran día! Yo a las 20.02 brindaré porque hace un año que soy mamá. 



Como veis, destrozó poco (no sé si no lo relacionaba con comida, pero el tío se reía sin acercarse). Tuvimos que hacer un agujero en la tarta, colocar un yogur y darle una cuchara para que se animara. ¿A vosotros también os pasó esto en vuestra sesión?

Fotos: Y Bajarte La Luna
Culotte: A de Azusa
Cake Topper: Knots made with love
Guirnalda: Wonder Party Barcelona

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Quieres compartir algo conmigo? ¡Espero tus comentarios!

>/script> >/script>
Blogging tips