martes, 6 de febrero de 2018

Complementos indispensables para bebés by Mi Muselina

En 2015 yo no había sido hablar de las muselinas en mi vida. No sabía qué eran, para qué se usaban ni nada parecido. En 2016 me convertí en madre y encontré en ellas el aliado esencial. Una de las cosas que más me agobiaban era cómo abrigar a Martín (recordemos que nació en verano), si me iba a pasar o me iba a quedar corta. Así que compré varias muselinas (porque se las vi a otras amigas que eran mamás) con la idea de hacer que fueran como sabatinas cuando estuviese en el cuco. Pero... ¡de pronto descubrí que servían para todo! Mis muselinas han sido sábanas, arrullos, quitababitas, protectores de sol en el coche antes de tintar las ventanas... e incluso me han servido para dar el pecho sin vergüenza porque las usaba para taparme un poquito (más por mí que por las miradas indiscretas) Si ahora me preguntas qué me parece indispensable que le regalen a un recién nacido, en mi lista seguro que habrá muselinas.


Así que cuando me ofrecieron probar las muselinas de Mi Muselina, que demás tienen un mensaje tan divertido, ni me lo pensé. Es cierto que siempre choca el tacto de este tejido, pero os juro que con los lavados se van poniendo cada vez más suaves. El tejido es súper transitable y absorbe perfectamente (ideal para cuando los peques, como Martín, sudan bastante al dormir o cuando las usamos para quitarles las bajitas en procesos de dentición) 


Otro indispensable es el babero (y cuanto más tape mejor) Nosotros tenemos de tela, de plástico, combinados... Todos tienen sus pros y sus contras (los de tela hay que lavarlos en lavadora y los de plástico con un "fregado" los tienes apañados) Mis favoritos son sin mangas para facilitar el movimiento (aunque la ropa se pone "fina") y de tela para que en verano no haya roces en el cuello ni sudores. En nuestra bolsa de viaje todo es de mapamundi (cambiador, portadocumentos...) así que éste babero mapamundi nos vino al pelo. Me gusta que sea de tela por lo que os he dicho, pero es difícil que vengan con un apartado que recoja lo que se va cayendo (tan necesario cuando practicamos BLW) Pues bien, éste lo lleva, y encima de plástico en una zona donde ya no hay roces, lo que posibilita que se lave mejor. Yo lo tengo en la bolsa del carrito junto con mi colección de complementos con este estampado y además viene con algo muy útil: una bolsita para transportar la cuchara. Os parecerá una tontería, pero yo hasta ahora la llevaba en una bolsa de plástico de envolver bocadillos porque me daba cosa que estuviera en la bolsa rozándose con todo y luego usarla para metérsela en la boda a Martín. Así que estoy más de satisfecha con este pack. ¿Qué más puedo decir? Que no es porque se trate de una colaboración, pero si sois futuras mamis, mamis recientes o queréis regalar algo a un recién nacido, os invito a que os paséis por su web porque encontraréis cosas seleccionadas con cariño y con muchísima utilidad.

*Este post ha sido elaborado según el código de confianza C4C Muestra: para la elaboración de este contenido he recibido muestras de los productos mencionados, que puedo conservar en el futuro por voluntad del representante de la marca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Quieres compartir algo conmigo? ¡Espero tus comentarios!

>/script> >/script>
Blogging tips