miércoles, 8 de febrero de 2012

San Valentín homemade: apto para todos los bolsillos

Ayer hablaba con una amiga sobre mis planes para San Valentín (nada del otro mundo, voy a ir a cenar con el Sr. Leal - apellido real, no que le pasee cual perrito - a la hamburguesería Mayes´s Bistro) y salió el tema de celebrar un San Valentín en época de crisis. Es cierto que a mí me gusta sorprender a mi pareja con un regalito, pero no quiere decir que todos nuestros regalos hayan sido comprados. En casi seis años de relación hemos tenido de todo: cajas del tiempo (la abriremos en el 2014 para ver qué guardamos para el otro en 2009), cajas de besos (rellenas de besos de chuches), cajas personalizadas para el recuerdo (esas en las que guardamos lo que nos vamos regalando), vales para cambiar por besos, meriendas con tortitas... y algunos de esos regalos han sido más especiales que otros muchos comprados.

Sé que alguno me dirá que el amor hay que celebrarlo todos los días y que San Valentín se lo han inventado los grandes almacenes. Vale, pero ¿por qué no celebrarlo sin hacerle ningún caso al Corte Inglés? Si el amor se celebra todos los días, ¿por qué no el 14 de febrero? Por eso hoy os voy a demostrar que para pasar un San Valentín estupendo no hace falta gastar dinero (o casi nada). Vamos a poner el caso típico de una pareja que vive bajo el mismo techo y que, para más detalles, son tan de celebrar San Valentín que ese día se lo han pedido de vacaciones en el trabajo. ¿Pasamos con ellos un día a ver qué hacen? Echemos un vistazo.

COMENZAMOS EL DÍA...

Él y Ella (así se llaman nuestros protagonistas) no se levantan temprano, que ya hemos dicho que están de vacaciones. Cuando el sol ya lleva tiempo entrando por su persiana se ponen en pie y aún en pijama (imaginemos despertar sexy, no despertar malos pelos y aliento que echa para atrás) se dirigen a la cocina. Allí, juntos (que aquí no somos amigos de roles) se disponen a preparar el desayuno: zumo de naranja, café, fruta y tortitas para dos.

La receta de estas tortitas la sacaron de la web CharHadas.com

De momento no han gastado nada que no tuvieran, ¿verdad? ¿Y si le damos un aire romántico a su desayuno con unas tarjetas imprimibles?

Las imprimieron directamente desde The Pretty Blog
Ahora os propondría un paseo por el Retiro en bici o en barquita, pero no quiero haceros ningún daño, así que me reservo el plan porque hace muchísimo frío. Me preguntaréis qué más cosas podemos hacer sin gastar dinero. Así que os diré que os olvidéis de masajes o shopping porque vamos a hacer algo diferente. En la web Madrid free podéis echar un vistazo a las actividades gratuitas de la capital y elegir la que más os guste. Vamos a poner que nuestra pareja en cuestión es amante del arte urbano. Ellos van a disfrutar de la exposición de artistas urbanos sobre tablas de skate en el Istituto Europeo di Design.


¿HORA DE COMER?

Vale, sois de los que pensáis que no se puede comer bien por poco dinero, ¿no? Pues entonces no conocéis la web Comer por la patilla, donde hacen un repaso de las oprtunidades para disfrutar del arte del buen comer de masnera gratuita (ferias, degustaciones...). La pena es que este San Valentín nos ha caído en martes, así que hay que echarle imaginación.

¿Qué le propongo a nuestra pareja? Que se pase por el mercado de San Miguel y compre verdura fresca y unas hamburguesas en Hamburguesa Nostra para hacerlas en casa (allí no le ponen nada más que la carne y salsa y a mí las hamburguesas me gustan completas). ¿Un San Valentín sostenible? Ellos optan por comprar la nueva hamburguesa solidaria, para ayudar a los que menos tienen.

TARDE DE CINE

Con la pancita llena toca hora de la siesta. Sería redondo que tuvieran chimenea, pero Él y Ella son mileuristas y su casa no tiene grandes lujos. Para darle a su habitación un toque romántico se van a relajar con música y unas velas aromáticas. Shhh, dejémosles dormir.

Tras la siesta (dicen los entendidos que mejor que sea corta) hay que desesperezarse y Él y Ella se preparan para darse una ducha. Un baño de espuma es más típico, pero no el planeta nos lo agradecerá. Música on el el reproductor y a la ducha juntitos. ¡A enjabonarse la espalda! ¿Y qué utilizan? Gel con olor a vainilla Deliplus. Ni 2€ han gastado.

Una vez hecho esto Él prepara unas palomitas y unas Coca-colas (con rodaja de limón y hielo, que estamos de celebración) y Ella elige la película. No va a poner nada "para chicas", la elegida es Ocean´s Eleven: acción y amor a partes iguales. Porque Brad Pitt está muy rico y George Clooney quiere recuperar a la chica que le gusta.


UNA CENA ROMÁNTICA PARA DOS

Los imprimibles son de la web Pizzazzerie
Toca ponerse serios. Cenar en casa no está reñido con que sea especial. Nada de cenar en pijama que nos conocemos, Él y Ella se ponen sus mejores galas. Un mantel bonito, un camino de mesa especial, unas velas... y de vuelta a los imprimibles. ¿No sabéis qué cocinar? La web está llena de respuestas. Él y Ella no querían gastar mucho así que el fin de semana anteior buscaron recetas que pudieran hacer con cosas que tenían por casa. ¿No os he dicho que son súper fans de mi blog? Pues por él se pasaron para decidir qué hacer y como tampoco son grandes chefs experimentados eligieron unas recetas sencillas en las que la presentación haría el resto:

ENTRANTES
  • Ensalada de espinacas, jamón serrano y queso brie con salsa de arándanos (bolsa de espinacas para ensalada, jamón serrano cortado en tiras, queso brie cortado en taquitos y salsa para ensaladas de arándanos, todo a la venta en Carrefour)
PLATO PRINCIPAL
POSTRE
  • Tarta 3 chocolates. Pobres, me pidieron mi receta del reto de febrero de la Batalla de los Dulces, pero como no se hace público hasta el día 14...
Al terminar la cena se dan sus regalos. Él le ha regalado a ella una lámpara. No deja de ser una lámpara de Ikea, pero la ha "tuneado" de tal manera que ahora es mucho más especial por su significado. ¿Y ella a él? Una caja llena de labios de caramelo, pronto tendrá que ausentarse una semana por motivos laborales y no quiere que pase ni un solo día sin su beso de buenas noches.

Y tras la cena... música, un mojito y un poco de intimidad. Ellos se lo merecen por habernos dejado acompañarles, ¿no? Chicos, os deseamos que seáis muy felices.

10 comentarios:

  1. Vaya película te has montado en tu cabeza, eh? No tiene mala pinta..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Yo? Todo ha sido cosa de Él y Ella :)

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Vaya pastelón! jajajajajajajajajajaja me parto! Genial!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jo, lo único pasteloso es desayuno y cena. Ducharse se duchan todos los días. Y la exposición no es precisamente romántica (y la peli tampoco) :(

      Eliminar
  4. Que no se pidan un día en el trabajo y lo hagan un domingo cualquiera!! chsst
    Lo de la peli me ha gustado, eso de no coger una "de chicas" y me apunto las dos páginas que has puesto de qué hacer gratis en Madrid.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, ¡que hay un montón de planes!

      Eliminar
    2. A ver si es verdad que lo de la peli se lo toma al pie de la letra...

      Eliminar
    3. Patxi, te deseo suerte. Y hablando de pelos y cenas. ¿Tenemos ya plan para el viernes? :P

      Eliminar
    4. si yo quiero que vea conmigo la guerra de las galaxias y no quiere!! (la amenaza fantasma en 3D en los cines)

      Eliminar

¿Quieres compartir algo conmigo? ¡Espero tus comentarios!

>/script> >/script>
Blogging tips