viernes, 27 de julio de 2012

En proceso de adopción

Folio en blanco. ¿Qué os cuento hoy? Pues de que tenemos en mente (sin prisa, entre septiembre y diciembre) adoptar un cachorrito. Mejor dicho, una cachorrita; así que os agradecería que nos pudiérais echar una mano. Si conocéis alguna protectora, refugio o particular que no pueda acoger a un peque estaría encantada de que me pasarais el contacto.

Y ahora viene el punto escabroso (o de debate). A mí nunca me llamaron especialmente la atención los animales (no, yo no soñaba con caballos de niña) pero mi chico siempre quiso tener perro. Lleva seis años machacándome con “imagínate a…” y a fuerza de repetición nuestro perrito ideal ya tiene nombre, y hasta raza (aunque a mí personalmente me da igual que no sea pura o que su padre no sea un campeón). De tal manera que nos haría ilusión que, aunque los puristas me echen a los leones, nuestra primera mascota (y que muchos años dure, aunque me digáis que la esperanza de vida de estas razas no es tan elevada como la de otras) tenga unas características especiales, y esto es que sea una hembrita de bulldog francés o inglés que se llamará Nona (siempre fue un bulldog inglés que se llamaría Amigo, pero al ser el primer perro nos han recomendado que sea hembra porque los machos son más difíciles de dominar y ensucian más y como va a vivir en piso… – si alguien opina que no es condicionante que hable ahora o calle para siempre).

Aunque me diréis que se les quiere igual y que son razas de moda, os contestaré lo que digo siempre; que es algo que venimos pensando desde hace años y que realmente nos hace ilusión no tener simplemente “un perro” sino el perro al que llevamos imaginando tanto tiempo que ya adoramos. ¿Utopia? Sí. ¿Tontería? También (algunos incluso pensaréis “ojalá te salga rana”). Quizás el próximo (dentro de unos años y cuando éste falte) sea cualquier tipo de perro, independientemente de raza, edad, nombre o color; pero éste nos gustaría que fuera así. Yo entiendo vuestro punto de vista, haced un esfuerzo y entendámonos todos. En cuanto a la adopción; es matar dos pájaros de un tiro: darle hogar a alguien que lo necesita y ahorrarte dinero (porque os digo que esto también es cierto, por si este argumento os tira más. Una adopción no es gratis pero no tiene que dar de comer a ningún negocio, así que se nota).

Ya sabéis, si llega a vuestros oídos la existencia de una camada de este tipo en Madrid o alrededores… ¡acudiremos al rescate! Igualmente os insto a que si os encantan los animales pero no tenéis sitio, tiempo (o cualquier otro motivo) para poder tenerlos colaboréis con un apadrinamiento. Hace un par de años estuve durante una jornada ayudando a la gente de ANAA y os lo recomiendo plenamente. Mantener y cuidar a los animalillos requiere de unos fondos con los que todos podemos colaborar.


6 comentarios:

  1. al final niña??? a mi me gustan más las hembras en cualquier mascota (mi razón os la digo en persona), vale tengo dos gatas pero si tuviera un perro también lo cogería hembra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué misteriosa... esta tarde te llamamos para que nos expliques tus razones, jajaja. Pero sí, ya vimos que con Ada y Claire babeabas en Cádiz XD

      Eliminar
  2. La razón es que las hembras no tienen pito no? Si tuvieran pito serían macho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú siempre sacándonos de dudas Pachi ¬¬

      Eliminar
  3. Ah que ya tenemos fecha? Madre mia....

    YO QUIERO A AMIGO !!! BULLDOG INGLES...PERO TIENE QUE SER NIÑA... ASÍ QUE SE PUEDE QUEDAR EN AMI. Pero no me gusta... jope que difícil

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te gusta porque pasa lo de siempre. Que ves a un bulldog inglés y sigues pensando en Amigo, por eso no te cuadra :)

      Y no, no tenemos fecha, pero no sabes cuándo va a estar disponible una adopción con unas características tan cerradas, así que cuanto más vayamos buscando más posibilidades habrá.

      Eliminar

¿Quieres compartir algo conmigo? ¡Espero tus comentarios!

>/script> >/script>
Blogging tips