miércoles, 13 de marzo de 2013

Despedida de soltera (2/3)

Segunda parte de la serie prometida de post para despedidas de soltera. Hoy vamos a organizar una de día completo. ¿Comenzamos?

Durante la mañana nos vamos a olvidar de limunisnas (no como en el otro post) y vamos a tirar de transporte público para ahorrar un poquito (que ya veréis que este plan es más caro) así que por eso veréis estimaciones de tiempo con especio suficiente para desplazarse.

El "rapto" tendría lugar a las 10.00. Presentaos todas en casa de la novia y futura esposa con outfit cómodo porque el día se las promete largo. Primero llevárosla a tomar un buen desayuno (para apartarla del novio mejor ir fuera de casa). Todo vale, bollos, churros, fruta… lo que os apetezca para coger fuerzas en un día que se las promete largo.

A eso de las 13.00 tras el desayuno (y la sobremesa) nos vamos a unos karts (porque no todo tienen que ser moñerías en las despedidas de soltera). Aquí he de decir que voy a adaptar una idea que me parecería genial para una despedida de chico: Súper Mario Cars. a la novia disfrazadla de Princesa Peach y cada una de vosotras adoptad el disfraz de uno de los personajes del juego: Mario, Luigi, la setita… Las risas están aseguradas.

Llegadas las 15.00 es hora de comer. Aquí os recomiendo abandonar los disfraces y volver a vuestro atuendo normal (ya os dije que soy fan de que todas vauyáis vestidas igual: vaqueros y camiseta blanca por ejemplo), aunque la novia puede llevar algún toque especial, como la banda que os comentaba en el post anterior. Como ya os propuse un restaurante con espectáculo en aquella ocasión, esta vez vamos a hacer algo diferente. Para esta comida elegiría algo más informal donde podáis hablar (incluso preparar algún juego de preguntas respuestas). Si queréis algo más que el típico restaurante podéis optar por dos versiones:
  • La chic: ¿Qué tal un especialista en gin tonics ahora que han vuelto a estar tan de moda?
  • La divertida: Un restaurante temático ambientado en los 50´s, o en una estación de tren, o con teléfonos… En madrid tenemos muchas alternativas, desde el típico Tommy Mel´s hasta el Pele-Mele. Si ya tenéis disfraces con los mismos motivos que el restaurante lo bordáis, pero van a ser muchos cambios de vesturio en el mismo día, ¿no creéis?
El caso es que si preparáis algo para que la novia tenga que currárselo mejor que mejor. Pueden ser preguntas, pruebas… En este tipo de casos la gente está muy receptiva y si os toca un servicio de mesa enrollado seguro que podéis avisarles con antelación si necesitáis algo por su parte. Los juegos ser desde un "Conoces a la novia" hasta el típico "Yo nunca". En cuanto a las pruebas,  podríamos hacer un "No se puede", darle unas pautas a la novia de cosas que no pueda hacer ("pronunciar la a cuando hable", "hablar con alguien sin darle un beso después" (por ejemplo al camarero), etc. Las risas están aseguradas.

Tras esto… llega el momento de relajarse. Si en el post anterior habíamos tenido a la esteticista en casa, en esta ocasión nos vamos a un spa. Particularmente me parece muy acogedor (y en el centro para poder movernos en transporte público) Medina Mayrit de la calle Atocha en Madrid. Podéis daros un baño en sus distintas piscinas, beber té frío mientras os relajáis al más puro estilo Hamman y disfrutar de un masaje. Como detalle me parece genial que la novia regale batines para todas de su color favorito. Podréis usarla incluso el día de la boda mientras os maquilláis y tendréis un recuerdo del momento.

Y desde aquí, propongo ir al centro de operaciones. Es decir, elegir la casa que mejor situada esté como lugar para cambiaros de ropa de cara a la noche. Al fin y al cabo lleváis todo el día dando vueltas y quizás os apetezca cambiaros de ropa y arreglaros un poco más (poneros los tacones por ejemplo). Lo ideal sería que esta casa también tuviera el espíritu del evento y que entre todas la hubiéseis decorado a tal efecto el día anterior (y hubiérais metido un par de botellas de cava y unas fresas en la nevera). Pensad que estamos hablando más o menos de las 20.00 horas.


En esta ocasión no nos vamos a cenar, si no a un curso de preparación y catas de cócteles. Las hay tanto en locales como a domicilio. Aquí manda el gusto y la disponibilidad del grupo. En Internet encontraréis mil y una posiblidades dependiendo de la provincia en la que viváis.

Y tras esto la fiesta… ¿por qué no buscar alguna discoteca con fiesta especial? ¿Y rememorar los tiempos adolescentes? Yo por ejemplo iba mucho a Kapital entre los 16 y los 19 años y luego nunca más. ¿Visita recordatoria de vuestro lugar fetivhe de adolescencia?

Hasta aquí, la segunda sugerencia para despedidas de soltera. La próxima: rapto de fin de semana. Si te perdiste la primera (para medio día) puedes leerla completita, aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Quieres compartir algo conmigo? ¡Espero tus comentarios!

>/script> >/script>
Blogging tips