jueves, 2 de enero de 2014

Reflexiones del nuevo año

La verdad es que no puedo decir que el 2013 haya sido un mal año. Y eso que tocaba porque el 2012 fue bueno (nos independizamos y me trajo un nuevo trabajo y a Nonita). Este año ha habido de todo, he perdido 16 kilos y lo más importante, he ganado un compromiso. Al 2014 solo puedo pedirle que los trámites de la boda den sus frutos, y que todo salga de lujo. Que disfrutemos de la boda soñada en compañía de los nuestros y que la Luna de Miel se lleve a cabo sin imprevistos (Dios, que no nos quedemos tirados en medio de Japón y que nos haga un tiempo de lujo en Maldivas).

A nivel personal me quedo con marcarme un par de metas (y ojo que son bastante superficiales). Por un lado, seguir perdiendo peso para ir estupenda a la boda. 15 kilos menos serían ideales. Y por otro... debería intentar cuidarme un poco más e ir maquillada al trabajo (y volver a dejar de morderme las uñas). Me da rabia cuando alguien me ve maquillada y dice "qué guapa" pudiendo ir igual de guapa (salvo que sean mentirosillos) a diario. 

Además, me gustaría seguir siendo tan constante con el blog. Creo que el compromiso que tengo es bueno y no es algo difícil, porque saber que estáis ahí detrás leyéndome cada día es lo que hace que esto no me cueste nada. Ya solo falta hacer más sorteitos para agradecéroslo. A ver si salen en este 2014.

Muchas gracias por los buenos momentos que me habéis dejado en 2013. Estoy segura de que estaréis a mi lado en el 2014.


2 comentarios:

  1. También tienes un objetivo más sano... correr la san silvestre en 2014 !

    ResponderEliminar
  2. Feliz año!!!! Seguro k sale todo genial y ánimo coñ esos kilillos k kieres kitar...yo tb estoy en ello. X cierto, has probado con las uñas de esmaltado permanente? Yo asi no me las muerdo y las llevo arregladas.

    ResponderEliminar

¿Quieres compartir algo conmigo? ¡Espero tus comentarios!

>/script> >/script>
Blogging tips