lunes, 11 de enero de 2016

Receta sana para un lunes con ganas

A estas alturas ya deberíamos habernos olvidado del roscón y de las copiosas comilonas de Navidad. Es hora de volver a reconciliarnos con la báscula y para ello vamos a hacer el esfuercito de comer bien sin aburrirnos. Por ello hoy os traigo una receta (algo modificada) del genial Jamie Oliver, en este caso una lubina con cuscús siciliano y verduras. ¿Nos ponemos manos a la obra?


INGREDIENTES PARA DOS PERSONAS

  • 4 tomates maduros
  • 2 ramitas de albahaca fresca
  • 2 limones
  • 150gr de cuscús integral
  • 2 dientes de ajo
  • 225gr. de lubina
  • 1 nuez moscada para rallar
  • 1 cucharadita de orégano seco
  • Aceite de oliva
  • 1 cucharadita de alcaparras
  • 4 cebolletas
  • 1 manojo de espárragos
  • 1 manojo de acelgas
La receta (como casi todas las de Jamie) es muy sencillita aunque veáis tantos ingredientes. Lo primero que vamos a dejar preparado es el cuscús. Yo normalmente lo hago con agua caliente pero lo que  él nos sugiere es cortar los tomates en cuatro y ponerlos en un robot de cocina con las hojas de albahaca, la ralladura del zumo de un limón, una pizca de sal marina y pimienta negra y 150ml de agua fría. Lo trituramos todo y lo ponemos en un bol junto al cuscús. Lo tapamos y reservamos durante 1 hora para que el cuscús se hidrate.


Cuando esté listo, podemos seguir con nuestra preparación. Cuando el cuscús haya absorvido el líquido lo destapamos, probamos y rectificamos de sal. Pelamos los ajos y sazonamos la lubina con pimienta y nuez moscada; la rebozamos con el orégano y una cucharadita de aceite y lo hacemos a la plancha en la sartén añadiendo el ajo y las alcaparras. Sacamos y reservamos.



Podemos de nuevo la sarten a fuego medio, limpiamos las cebolletas y los espárragos, los cortamos longitudinalmente y troceamos las acelgas. Lo ponemos todo en la sartén caliente con un chorro de agua, tapamos y dejamos cocer al vapor durante 4 minutos. Una vez que lo tenemos presentamos el cuscús en los platos y añadimos las verduras (bien escurriditas) y el pescado. Con el limón que nos sobraba hacemos gajitos y lo llevamos a la mesa por si algún comensal quiere exprimirlo por encima.

Os prometo que quitando el tiempo de reposo del cuscús, la receta no debería llevarnos más de 20 minutos, Precisamente por eso me gusta tanto este chef, porque no se complica demasiado y sin embargo siempre acierta.

1 comentario:

¿Quieres compartir algo conmigo? ¡Espero tus comentarios!

>/script> >/script>
Blogging tips