viernes, 26 de enero de 2018

Ultra Violet Appetite

Hace mucho que nos os hablo por aquí de uno de los temas que me apasionan: las bodas. Martín se está apoderando de la temática del blog, pero hoy vamos a hacer un paréntesis porque os quiero enseñar la sesión de fotos en la que he participado con Y Bajarte La Luna. En ella queríamos mostrar una pareja fuera de lo convencional, que tuviera una fuerte convicción por disfrutar de lo que les gusta, de una boda sin imposiciones en la que ser ellos mismos. Usando el Ultra Violeta - color del año 2018 - como nexo de unión, mostramos el espíritu de la generación millennial, jóvenes apasionados que consiguen lo que quieren y saborean el momento.


Para saborear ese momento, elegimos el espacio Ruta 77 para nuestro shooting. Allí quisimos reflejar unos novios cómplices, naturales y divertidos que quieren darle un bocado a la vida, tomar las riendas y celebrar la boda que mejor les define. Laura y Fran, nuestros modelos, supieron llevar esa idea a la realidad sin posados forzados, sin ataduras, siendo como esos dos novios que no se preocupan por crear una boda para sus familiares sino para ellos mismos. 


Paz Guillén creó para la ocasión dos modelos totalmente distintos. Por un lado, un conjunto de corpiño y falda de tul para una novia coqueta, femenina y fresca. Por otro, un pantalón para la novia arriesgada y atrevida. Nicté Tocados trabajó con piedras, metales, flores preservadas y artificiales creando unos tocados únicos con gran gusto por el detalle. De calzado se ocupó Santino, con unas sandalias a medida con mezcla de materiales que evocaban las diferentes facetas de la personalidad de la novia. Beatriz Alonso fue la encargada de maquillaje y peluquería, de integrar el Ultra Violet en ese estilismo.

En cuanto a la decoración y detalles, Ohanami Flores y Belleza puso el corazón con sus diferentes coronas de flores y un ramo de novia y pulsera de flores preservadas a juego. A su vez, Holyoke Paper Co. utilizó esos tonos para elaborar toda la papelería del editorial, con uno diseños poligonales modernos y diferentes que encajaban perfectamente con lo que queríamos mostrar.


De dar el toque divertido se encargó Fotofun Eventos, con un fotomatón rústico que demuestra que se puede cuidar el diseño de una boda hasta el mínimo detalle. Para endulzar todo, Hecho por kit preparó detalles gastronómicos para invitados y The Cake Project Madrid creó una mesa dulce con una espectacular tarta que recordada a la magnificencia del universo. ¿Qué os parece esta propuesta para novios disfrutones?

Organización y diseño: Y Bajarte La Luna | Fotografía y vídeo: Oahup | Vestuario de la novia: Paz Guillén Atelier | MUAH: Beatriz Alonso | Zapatos de la novia: Santino | Tocados: Nicté Tocados | Localización: Ruta 77 | Flores: Ohanami Flores y Belleza | Papelería: Holyoke Paper Co. | Fotomatón: Fotofun Eventos | Detalles para invitados: Hecho por kit | Candybar: The Cake Project Madrid | Modelo femenina: Laura de Castro | Modelo masculino: Fran Vargas García 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Quieres compartir algo conmigo? ¡Espero tus comentarios!

>/script> >/script>
Blogging tips